Trias tumba el pacto de Glòries

El derribo del anillo viario se aplaza y los vecinos piden un calendario claro

Corría el año 2008 y el entonces jefe de la oposición en Barcelona, Xavier Trias (CiU), criticaba al alcalde Jordi Hereu (PSC) por las obras en la plaza de Glòries: "Vaciar el tambor sin derrumbar el anillo vial es un intento grotesco para hacer ver que se hacen cosas en esta plaza". Ayer, ya con la vara de alcalde en mano, Trias anunció: "La prioridad que tenemos ahora no es tirar el anillo" y que primará la construcción de los equipamientos y zonas verdes pendientes, argumentando razones económicas. Los vecinos reciben la noticia con reservas y temen más dilaciones en la obra.

El Compromís per Glòries, que en 2007 suscribieron las asociaciones de vecinos (AA VV) con el gobierno de la ciudad y el grupo de CiU, establece 2014 como la fecha de finalización. Los trabajos incluyen el traslado del mercado de los Encants (que se terminará a finales de 2012), soterramiento de vías, edificación de vivienda pública, de equipamientos y zonas verdes, entre otros. Estos proyectos son parte del programa electoral de CiU en Barcelona.

La continuación de las obras se hará con vistas a los presupuestos de 2012

Derrumbar el anillo vial es indispensable para adelantar algunas de las mejoras. "Varias zonas verdes proyectadas están donde ahora se encuentra el anillo", explica Joaquim Mallen, de la AA VV de Fort Pienc. Mallen coincide con Jaume Badenes, líder vecinal del Poblenou, y Miquel Catasús, de la AA VV del Clot-Camp del Arpa, en la necesidad de ponerle fecha al fin del proyecto. "No nos vamos a pelear por un par de meses, lo que no es aceptable es que se deje todo en el aire", puntualizó Catasús. Ayer Trias, en la rueda de prensa posterior a su encuentro con la vicepresidenta de la Generalitat, Joana Ortega, aseguró que se hablará con los vecinos y después elaborará una propuesta urbanística y valorará los "presupuestos para 2012. Con la crisis económica, las prioridades son más de construir que de deconstruir", remachó.

La noticia de la suspensión del derribo sorprendió a los vecinos. "El lunes nos aplazaron la reunión de seguimiento de las obras para septiembre. Y ayer nos encontramos en la prensa con que un concejal anuncia el parón en las obras", se quejó Badenes, haciendo referencia a una información de El Punt. La noticia no la daba el encargado de Urbanismo del Ayuntamiento, el tercer teniente de Alcalde, Antoni Vives, sino el concejal de Sant Martí, Eduard Freixedes.

El jefe de la oposición, Jordi Hereu, recordó que el pleno había pactado tumbar el anillo. "Espero y deseo que no piensen pasar del modelo Barcelona de urbanismo al modelo valenciano". Vicent Guallart, el arquitecto jefe de Barcelona, construyó un chalé al portavoz del PP en las cortes valencianas, Rafael Blasco. Este le adjudicó un proyecto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0008, 08 de julio de 2011.

Lo más visto en...

Top 50