Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El concejal de distrito cierra por sorpresa el teatro Casa de Vacas

El escenario del Retiro tenía programación para todo julio

Ángel Garrido, exconcejal del distrito de Vallecas y famoso por aquella frase de "a Gómez le van a dar por detrás y por delante" cuando el líder del PSM plantó cara a Zapatero, ha entrado como elefante en cacharrería en su recién estrenado cargo de concejal del distrito de Retiro, en sustitución de Luis Asúa, que ha emigrado a Chamberí. Ayer, a través de la gerente de su distrito, Eulalia Fernández, cerró a cal y canto el teatro de la Casa de Vacas, en el parque del Retiro, que tenía programación y entradas vendidas para todo el mes de julio, incluyendo espectáculos de Los Veranos de la Villa. Y los espectadores se dieron con la puerta en las narices.

Era la una de la tarde cuando dos emisarios de la junta de Retiro aterrizaban en el teatro y solicitaban su desalojo y entrega de llaves "en media hora", explicó la gerente del teatro, Susana Solé. Dos compañías que estrenaban espectáculo ayer por la noche (Teatro A Cuestas con Locas) y el próximo miércoles (Trébol Teatro con Tartufo) se vieron obligadas a dejar todos sus materiales (de dos toneladas de peso) dentro del recinto. "Lo habíamos traído todo ayer y estábamos montando", contaba la actriz Maribel Jara, indignada.

Ayer había 70 entradas vendidas para el estreno de la obra 'Locas'

Según fuentes del Ayuntamiento, el contrato con Solé finalizaba el 30 de junio, por tanto simplemente se ha hecho efectivo algo que ella ya sabía: "Es su responsabilidad si ha contratado espectáculos para más adelante". Solé lleva tres años gestionando ese teatro sin recibir un solo euro del Consistorio porque solo ingresa lo recaudado en taquilla. El tipo de convenio que tiene firmado con la Administración municipal es una autorización de uso que se ha ido prorrogando automáticamente año tras año y que, según las mismas fuentes municipales, "no obliga" a comunicar de ningún modo el cese de la actividad. "El día 11 de junio, sábado, nombraron concejal a Garrido y el lunes yo estaba con su predecesor en el cargo, Luis Asúa, en su despacho, para que me lo presentara. Me dijo que todo seguiría igual, de momento, aunque pensaba sacar un concurso público en el futuro", indicó Solé.

Para ayer había 70 entradas vendidas (la mitad del aforo del teatro). "Nos tratan como si no valiésemos nada, como si nuestro trabajo fuera una mierda, como marionetas, como títeres al servicio del poder", decía uno de los actores. "¿Y quién me paga a mí ahora los 3.000 euros de decorados, aparte de mi trabajo y el daño moral?", se preguntaba Mercedes, la productora de la compañía Trébol. El lunes tienen todos ellos prevista una reunión en la Unión de Actores para analizar el caso. La hasta ahora responsable del teatro va a denunciar a la Junta de Distrito y a poner el asunto en manos de un juez. Paradójicamente, la exposición actual (Arte sin filtro), también programada con anterioridad al cambio de concejales, sigue abierta en la sala de exposiciones del centro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de julio de 2011