El legado del anarquista José Villaverde entra en la Academia

Poner la maleta del carpintero José Villaverde Velo (Compostela, 1894-Arteixo, 1936) a disposición de la sociedad civil. Algo así se visualizó ayer en A Coruña durante la cesión del legado documental del anarcosindicalista coruñés a la Real Academia Galega.

En la rúa Tabernas se cruzó el discurso del presidente de la RAG, Xosé Luís Méndez Ferrín, con la intervención breve y emotiva de Mar, Luz y Olga Villaverde. Igual que consiguieron vivir, pese al franquismo, "entre los nuestros", las hijas del antiguo secretario de la CNT galaica agradecieron que la documentación política de su padre retornase "a los nuestros". El primer líder obrero que entra en la Academia no se ocultó tras el 18 de julio. Los falangistas le comunicaron que salvaría la vida si aceptaba dirigir el embrionario sindicalismo vertical, pero él se negó a que lo matasen "moralmente". Su cuerpo fue encontrado días después en Oseiro (Arteixo).

La maleta de Villaverde, que permaneció enterrada varios lustros en la antigua fábrica de zapatos de Ángel Senra, el primer alcalde coruñés de la II República, contenía tesoros del obrerismo de anteguerra: entre ellos, la mayor colección conservada de Solidaridad Obrera, el periódico editado en A Coruña entre 1930 y 1936, o la más moderada La Calle, afín al Partido Sindicalista de Ángel Pestaña, con el que Villaverde -discípulo de Ricardo Mella- empatizó a partir de 1934, sin llegar a engrosar sus filas. El fondo depositado en la RAG incluye también 100 fotografías, correspondencia política y parte de su biblioteca, con títulos de Nietzsche o Unamuno entre libros aurorales del anarquismo y pedagogía libertaria avanzada.

El acto de ayer completa el trabajo de los investigadores del Proxecto Interuniversitario Nomes e Voces, que contactaron con la familia en 2007. El resultado de la digitalización del Fondo Villaverde está en su web.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS