Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:breakingviews | Laboratorio de ideas

Prada no marca tendencia

La salida a Bolsa de la firma de moda decepciona a los inversores

Prada recorrió medio mundo para vender sus acciones en Hong Kong, pero el fabricante de productos de lujo no ha logrado demostrar que el viaje mereciera la pena. Aunque en su salida a Bolsa consiguiera una valoración más elevada que la de sus rivales del mundo del lujo, un primer día de cotización plano parece indicar que mantener el entusiasmo puede ser todo un desafío. Los inversores de Prada, los analistas y la dirección todavía siguen estando principalmente en Occidente.

Cierto es que el precio de las acciones supera en un magnífico 20% a las del fabricante de artículos de cuero Salvatore Ferragamo, que decidió cotizar en casa, en Milán. El precio de las acciones de Prada implica un múltiplo (PER) de 23 veces el beneficio previsto para este año, lo que la coloca firmemente más cara que el conglomerado del lujo Möet Hennessy Louis Vuitton, que cotiza a 19 veces. Y sin el apoyo asiático, las duras condiciones en las que se valoró la OPV podrían haber echado totalmente por tierra el acuerdo. Este año solo se han retirado o aplazado nueve salidas a Bolsa en Hong Kong, frente a 28 en Europa, según datos de Thomson Reuters.

Pero puede que lo bueno se acabe aquí. Los inversores asiáticos apoyaron la OPV, pero no echaron las campanas al vuelo. Los consumidores que acaparan los bolsos de Prada y los trajes de Miu Miu solo representaban el 20% del libro de contabilidad, mientras que en una OPV china el 50% de las acciones suelen acabar por lo general en manos de inversores asiáticos. Puede que en Asia los gestores de fondos no entiendan cómo valorar los productos de lujo, dado que la mayoría de las empresas semejantes a Prada cotizan en los mercados de París, Milán y Nueva York. Su familiaridad reside más en los productos que en los intangibles como los conocimientos técnicos de la marca.

Ahora Prada se encuentra incómodamente a caballo entre dos mundos. Puede que los analistas europeos se muestren reticentes a seguir una acción que acaba de cotizar justo cuando se despiertan, lo cual es un problema que también lastra a las empresas chinas que cotizan en Nueva York. Sin embargo, los analistas asiáticos también tendrán un trabajo difícil, ya que la directiva de la empresa sigue estando en Milán. A L'Occitane, el minorista francés de cuidados para la piel que cotiza en Hong Kong, solo lo siguen cinco analistas, frente a los 17 que siguen a SaSa, el minorista local mucho más pequeño, según Thomson One.

Incluso la publicidad gratuita de una OPV en el mercado de mayor crecimiento de Prada parece limitada. A diferencia de las marcas advenedizas que tratan de realzar su imagen, Prada ya es muy conocida en Asia. Prada tiene el trabajo hecho, pero a pesar de su generosa valoración, también podría haberse quedado en casa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 26 de junio de 2011