El PSE evita las sanciones a comercios que no usen euskera

El PSE-EE no quiere que se sancione a los comercios porque sus empleados no atienden en euskera. Este deseo lo quiere tramitar en el Parlamento vasco, consciente de que la moratoria aprobada en la aplicación de las sanciones concluye el próximo 27 de julio.

El Gobierno de Ibarretxe aprobó la citada ley e incluyó en la misma una serie de obligaciones lingüísticas para las empresas privadas que fueron reguladas más tarde a través de un decreto. Este decreto, aprobado en 2008, establecía las características de las empresas afectadas y el plazo de que disponían para cumplir las obligaciones citadas. Una vez concluido este periodo de tiempo las empresas afectadas se arriesgan a sufrir sanciones económicas.

El Gobierno vasco aprobó en julio de 2010 una moratoria de un año para la aplicación de estas sanciones con el argumento de que "no se dan las condiciones adecuadas para poder aplicar un régimen sancionador" de este tipo teniendo en cuenta la realidad sociolingüística.

El PSE plantea ahora abandonar la fórmula de las moratorias y reformar la norma que abrió la puerta a las sanciones. Por ello registraron ayer una proposición de ley para reformar la Ley del Estatuto de Personas Consumidoras y Usuarias para dejar sin efecto el régimen sancionador a las empresas privadas por motivos lingüísticos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS