Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La deuda de la banca española con el BCE se dispara un 26%

La deuda de las entidades españolas con el Banco Central Europeo (BCE) repuntó en mayo hasta los 53.047 millones de euros, lo que supone casi 11.000 millones de euros más que en abril y, con un crecimiento del 26%, marca el segundo mayor nivel en lo que va de año, según datos del Banco de España.

La deuda marcó su nivel más alto en julio de 2010, cuando superó los 130.200 millones de euros, cifra a partir de la cual se ha ido moderando con repuntes puntuales como el de este mes de mayo. El aumento de las dudas sobre la crisis griega y los problemas de déficit de los países periféricos del euro registradas durante el pasado mes se han traducido en más dificultades de financiación para la banca española.

La financiación que las entidades obtienen del BCE ha crecido por segundo mes consecutivo y supone el 15,85% de los préstamos que el instituto emisor concede al resto del Eurosistema. En concreto, la financiación a las entidades europeas se situó en mayo en 334.784 millones, un 4,4% más respecto a abril, que se traduce en unos 14.000 millones de euros más.

Anticipación

Los analistas aseguran que este repunte de las peticiones de liquidez al BCE responden a un movimiento de anticipación por parte de las entidades ante el temor de que las condiciones de financiación en el mercado empeoren. Soledad Peyón, de IG Markets, recuerda que la última emisión por parte del Banco Santander no obtuvo el mismo respaldo que en anteriores operaciones, lo que ha reavivado el temor sobre nuevas dificultades para colocar la deuda. A esta situación ha contribuido también el continuo repunte del diferencial de los bonos españoles.

Ayer, la prima de riesgo ofrecida a los inversores por los bonos españoles a diez años respecto a sus homólogos alemanes descendió hasta los 250 puntos, siguiendo así con la tendencia a la baja iniciada el lunes después de superar durante la sesión los 260 puntos básicos. En concreto, la prima de riesgo de la deuda española con vencimiento a diez años se situaba en 250,8 puntos básicos, con un interés del 5,455%, frente a los 257,7 puntos básicos en los que cerró el lunes, según los datos del mercado secundario. Como en el caso de España, la prima de riesgo de Portugal descendió desde los 790 puntos básicos de la jornada anterior hasta los 774 puntos básicos, con una rentabilidad del 10,640%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de junio de 2011