Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Mercados

El fabricante de The North Face apuesta por la ropa deportiva al comprar Timberland

VF Corporation, el gigante mundial de prendas de vestir, ofrece 1.390 millones

La marca de calzado y ropa de montaña Timberland tiene nuevo patrón. VF Corporation, el mayor fabricante del mundo de prendas de vestir, puso ayer sobre la mesa 2.000 millones de dólares (1.390 millones de euros) para hacerse con la compañía, que de esta manera se suma a una sociedad que incluye otras conocidas firmas como The North Face, Wrangler, Nautica y Vans.

Sus botas de cuero amarillo y marrón son un clásico. Pero el alto coste de las materias primas lleva tiempo mermando el beneficio de Timberland, a pesar de que sus ventas crecieran un 10% en el inicio de este año. Para el conjunto del ejercicio se espera que facture unos 1.600 millones de dólares. En el caso de VF, se espera que sus ventas ronden los 8.500 millones en 2011.

La compra estará completada a lo largo del tercer trimestre, cuando consiga el voto de los accionistas. Los nuevos dueños se comprometen a preservar el ADN de la marca y su cultura. Eric Wiseman, consejero delegado de VF, asegura que Timberland es una de las firmas que más admira y cree que la unión beneficiará estratégicamente a las dos partes.

Wiseman anticipó, además, que la operación transformará el perfil de VF, porque el negocio deportivo del grupo pasará a representar el 50% de las ventas totales con la integración de Timberland, que es propietaria también de SmartWool. Y para mediados de década, subirá al 60%. Las ventas internacionales de VF rondan el 30% del total.

Los títulos de Timberland subieron un 43%, equivalente a la prima que van a recibir los propietarios por sus acciones. Los de VF lo hicieron un 12,5%, porque la compra le permitirá reforzar su presencia en mercados como el japonés.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de junio de 2011