Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Mercados

Las empresas eólicas dicen que sufren una presión impositiva insostenible

Industria anuncia al sector una nueva regulación de "consolidación"

Las empresas eólicas, que han extendido por medio mundo la idea de que España es un país puntero en el desarrollo de las energías renovables, tienen quejas. El presidente de la Asociación Empresarial Eólica (AEE), José Donoso, aseguró ayer, en la inauguración de su convención anual que el sector está sufriendo una "presión no sostenible" por parte de comunidades autónomas y Ayuntamientos a través de impuestos, cánones y concursos para la autorización de nueva potencia. "Mientras a nivel central se nos dice una cosa, a nivel regional se nos exigen nuevas contrapartidas", afirmó Donoso. También reclamó una regulación que aporte estabilidad al sector, sin "experimentos", añadió.

La queja de Donoso llegó fácilmente a su destinatario. A su lado, inaugurando la convención, estaba el secretario de Estado de Energía, Fabrizio Hernández, quien anunció al sector eólico que Industria ultima en estos momentos una nueva regulación de "consolidación para el sector". "Estamos en la fase final de elaboración de normas importantes para el sector", señaló el secretario de Estado, quien consideró "necesario aprender del éxito de la experiencia en generación eléctrica".

En la convención de empresas eólicas participó también la secretaria de Estado de Cambio Climático, Teresa Ribera, quien explicó que en el año 2010, por vez primera, las renovables fueron la primera fuente de producción eléctrica (por encima del 32%), con la generación en parques eólicos a la cabeza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de junio de 2011