Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Castellano prepara su entrada en el banco de Novacaixagalicia

El ex consejero delegado de Inditex encabeza un grupo de inversores interesados en el NCG Bank

José María Castellano (A Coruña, 1947), el que fuera durante 30 años mano derecha de Amancio Ortega en Inditex, ultima su desembarco en el banco que alumbrará Novacaixagalicia (NCG), la caja resultante de la fusión entre Caixanova y Caixa Galicia. El también presidente del grupo de telecomunicación ONO y vicepresidente de La Voz de Galicia capitanea la entrada de varios fondos de inversión que podrían aportar, según distintas fuentes, más de 600 millones de euros al capital del nuevo banco bautizado como NCG Bank. Sin embargo, la cantidad sorprende, por lo elevada, en círculos financieros. "Los fondos de inversión compran barato y venden caro. Hay que ver a cambio de qué se articula esa aportación, si es que resulta cierta en esa cantidad", asegura un analista. La entidad gallega suma un activo que roza los 70.000 millones de euros y tiene una base de 2,9 millones de clientes.

Julio Fernández Gayoso, de 78 años, será propuesto consejero

La entrada del ejecutivo viene precedida de una guerra interna en el seno del Consejo de Administración, entre los partidarios de recurrir a fondos públicos (la caja puede solicitar al FROB hasta 2.600 millones) y los que ven la inversión privada como una tabla de salvación. Entre los primeros se ha extendido la idea de que los fondos de inversión de corte especulativo no estabilizarán el desarrollo de una caja que ha nacido con grandes debilidades. La más notable es la existencia de duplicidades en cientos de oficinas que ahora está siendo casi imposible vender, aunque el plan de integración así lo establezca. El ajuste de plantilla hecho hasta el momento forzó la salida de 1.200 trabajadores.

El Consejo de Administración del nuevo banco estará formado por 15 miembros, cuatro de ellos designados directamente por Novacaixagalicia, que tras las negociaciones aspira a mantener entre el 25% y el 35% de la entidad, dejando en manos de accionistas privados y del Banco de España el resto. La composición definitiva todavía no está cerrada, pero la propuesta inicial también incluye la presencia del actual presidente, Julio Fernández Gayoso, y vicepresidente, Mauro Varela. Pero deberán salvar dos importantes obstáculos como su edad -tienen 78 y 70 años, respectivamente-, y el hecho de que podrían incurrir en una incompatibilidad a la luz de la actual ley de cajas de Galicia.

Mientras el futuro del banco se decide, la caja sigue trabajando en las desinversiones. Casi un millón de acciones cambiaron ayer de manos en Pescanova, la multinacional viguesa de pescado congelado. Novacaixagalicia vendió al presidente de la empresa, Manuel Fernández Sousa, un 5,1% de los títulos por 29,7 millones de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de junio de 2011