Vuelve la misa en el 'Dia de les Esquadres'

Puig recupera un acto que se anuló durante los siete años de tripartito

Vuelve CiU al poder y vuelve la religión católica a los actos oficiales. El consejero de Interior, Felip Puig, ha recuperado la misa en la celebración del Dia de les Esquadres, la fiesta de la policía autonómica que se celebrará mañana. La agenda de la jornada se iniciará a las diez de la mañana en la basílica de Santa Maria del Mar, con una misa oficiada por el cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach. Dos horas después se celebrará en el Auditori el acto institucional, en el que se entregan las medallas de reconocimiento a diversos profesionales y agentes de los Mossos d'Esquadra.

La misa quedó suprimida de los actos del Dia de les Esquadres con el primer tripartito que presidió Pasqual Maragall y en el que la consejera de Interior fue Montserrat Tura. Posteriormente, con José Montilla de presidente de la Generalitat y Joan Saura de consejero se mantuvo la celebración civil y la ausencia de actos religiosos. Fueron siete años en total hasta que CiU recuperó la Generalitat y ha reinstaurado ahora una tradición que viene de lejos. Tanto en la época de Maria Eugènia Cuenca como en la que Xavier Pomés fueron consejeros de Interior con los Gobiernos de Jordi Pujol, siempre se celebró la misa en esa festividad de la policía autonómica.

El diputado de ICV-EUiA en el Parlament Jaume Bosch presentará hoy una enmienda en la que solicita que se mantenga la celebración del Dia de les Esquadres sin ningún tipo de acto religioso "como muestra de respeto a la libertad de opiniones y creencias de los integrantes" del cuerpo policial. Por eso reclama que se anule la misa prevista en la basílica de Santa Maria del Mar. La propuesta tiene todos los números de no prosperar, pues ha de ser aceptada en el debate de una moción sobre seguridad que presentará el PP.

En todas las policías

La misa es un acto que acompaña la festividad de todos los cuerpos policiales. En el caso del Cuerpo Nacional de Policía, la jornada se inicia con una misa en la catedral de Barcelona, seguida del acto oficial que desde hace tres años se celebra en el anexo del Palau Sant Jordi. En el caso de la Guardia Civil, se oficia una misa en la capilla del acuartelamiento de Sant Andreu de la Barca (Baix Llobregat), y, por último, los actos de celebración de la Guardia Urbana de Barcelona también incluye una misa.

En todos los casos los principales cargos políticos de los que dependen esos cuerpos policiales asisten cada año a la misa y la obligatoriedad o no que tienen los mandos para asistir a ella es distinta en cada policía.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS