El fiscal se adhiere a la recusación de Garzón a cinco jueces del Supremo

La Sala Especial del 61 prevé resolver la cuestión el 13 de junio

La Fiscalía del Tribunal Supremo ha informado a la Sala Especial del artículo 61 que se adhiere a la recusación del juez Baltasar Garzón para apartar a cinco magistrados del proceso que se sigue contra él por su investigación de los crímenes del franquismo. Los cinco recusados son el presidente de la Sala Penal, Juan Saavedra; el ponente, Adolfo Prego; y los magistrados Francisco Monterde, Juan Ramón Berdugo y Joaquín Jiménez. Solo este último ha aceptado abstenerse tras conocer los motivos alegados por Garzón. La recusación será resuelta por la Sala Especial del 61 previsiblemente en su reunión del próximo 13 de junio.

La fiscalía ha presentado el mismo informe que el pasado 20 de enero firmó el fiscal del Supremo Luis Navajas, solo que con fecha 31 de mayo y con una corrección en la cita de un artículo de la Ley Orgánica del Poder Judicial. Por tanto, ratifica un informe anterior en el que se adhiere a la primera causa de recusación esgrimida por el abogado de Baltasar Garzón, Gonzalo Martínez-Fresneda, por entender que tres de los autos dictados por los cinco magistrados de la Sala Penal no permiten salvar la apariencia de "imparcialidad objetiva" del Tribunal Supremo.

La "imparcialidad objetiva" es la que, según la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, implica que "no solo debe hacerse justicia, sino parecer que se hace", y de ahí que deba abstenerse, o ser recusado, cualquier juez de quien se pueda temer legítimamente la faltad de imparcialidad.

El fiscal aprecia esa apariencia de falta de imparcialidad en el auto de la Sala Penal redactado por el magistrado Adolfo Prego que admitió a trámite la querella de Manos Limpias contra Garzón. En él ya se hizo "una valoración muy profunda de los argumentos que sustentaban la querella" y de las resoluciones supuestamente "prevaricadoras".

Los otros motivos se refieren a haber "respaldado sin fisuras" la labor del juez instructor Luciano Varela, además de haber rechazado todos los recursos de Garzón, así como "las insistentes y muy fundadas solicitudes de sobreseimiento del Ministerio Fiscal". En suma, se adhiere a la causa de recusación del artículo 219.11 de la Ley Orgánica del Poder Judicial consistente en "haber participado en la instrucción de la causa penal".

No obstante, el fiscal precisa en su informe que no tiene sospechas de que la Sala vaya a actuar "en modo alguno" con "falta de imparcialidad", sino que pide que se excluya a los cinco magistrados "para apartar cualquier sombra de sospecha que pueda empañar la recta aplicación del Derecho". La Fiscalía rechaza de plano una segunda causa de recusación consistente en tener "interés indirecto en el pleito", dado que, según la defensa, los magistrados habrían intentado evitar "contaminarse" para poder juzgar a Garzón.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS