Los testigos del 'caso Karlos' revelan más suplantaciones

Un médico duda de que un imputado fuera el hombre al que examinó

El juicio por la operación Karlos comenzó ayer una nueva fase con la declaración de los primeros testigos. Las palabras de estos revelan sus dudas sobre la verdadera identidad de algunos de los pacientes a los que examinaron para determinar su grado de incapacidad. Los guardias civiles que participaron en las indagaciones corroboraron la suplantación en el hospital de Remedios Torres, madre de María José Campanario.

El juicio arrancó ayer con la última de las conversaciones telefónicas grabadas por la Guardia Civil. Es la conversación en la que Carlos Carretero, supuesto líder de la trama, habla con Remedios Torres. Ella le revela que ha sido citada en el hospital Puerta del Mar pero Carretero, que ejercía de mediador para que consiguiera una pensión de 1.200 euros, la tranquiliza. "No te preocupes, que yo lo arreglo. Si no te llamo, ni siquiera tienes que ir. Si no te llamo, es que lo he arreglado todo". Carretero había preparado ya que su suegra acudiera al centro sanitario en lugar de Torres, que se encontraba en Castellón.

Más información
El fiscal pide dos años y nueve meses de cárcel para María José Campanario

Uno de los guardias civiles que participaron en la investigación relató ayer cómo acudieron de paisano al Puerta del Mar para verificar en persona cómo se producía la suplantación de Remedios Torres. "Estábamos sentados junto a ella. Mercedes (la secretaria de Francisco Casto) entró primero en la consulta y, cuando salió, les dijo a Elisa Calvente y su madre que todo estaba bien y que no le iban a pedir el DNI". Entonces el médico salió de la consulta y llamó a Remedios. "¿Torres?", le preguntó Calvente. Y, al asentir el doctor, ambas entraron. Calvente argumenta que nunca hubo intención de suplantar a nadie sino de aprovechar la cita que Remedios Torres dejaba vacía.

Otro de los testigos, el psiquiatra Francisco Laja, reveló que tiene dudas sobre la identidad de uno de los imputados que habían acudido a sus citas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS