Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:LUIS DE VELASCO | Portavoz de UPyD en la Asamblea | Las consecuencias del 22-M

"Supongo que me entenderé mejor con el PSM e IU"

Luis de Velasco (Valencia, 1939) lleva toda la vida en política. Fue secretario de Estado de Comercio con el primer Gobierno de Felipe González y diputado socialista hasta 1994. Los escándalos del PSOE le llevaron a devolver el carné del partido, pero aún hoy se define socialdemócrata. Confiesa que incluso antes de dejar el PSOE, ya había empezado a votar IU. Jubilado desde hace dos años, se unió a UPyD y se presentó como candidato a presidir la Comunidad de Madrid porque consideró que "valía la pena dar un paso adelante". Tiene 72 años y espera completar la legislatura como portavoz en la Asamblea de su grupo, al que se refiere como "el G-8", por sus ocho diputados.

Pregunta. Viene del PSOE igual que la líder de UPyD. ¿En qué mas se parece a Rosa Díez?

"El caso 'Gürtel' aún no está despejado y creo que traerá coletazos"

"Si me corresponde un coche oficial, renunciaré a él. Es un despilfarro"

Respuesta. Compartimos un ideario, pero nuestras trayectorias han sido distintas. Rosa es un animal político, en el mejor sentido, y a mí me gusta la política pero no es el centro de mi vida.

P. Ha sido socialista, ha votado a IU. ¿Encaja en UPyD?

R. Sí, y seguiré estando mientras considere que encajo, que creo que será por mucho tiempo. Este es un partido transversal pero en los cuatro puntos esenciales estoy muy cómodo, aunque puedo discrepar en pequeñas cosas.

P. Tienen un discurso en clave nacional. ¿Conocen los problemas de Madrid?

R. Hasta hace muy poco mi interés fundamental no era la política autonómica, pero me interesa la de Madrid en cuanto a que las autonomías son parte de un todo. En términos de renta es una de las primeras regiones de España, pero también es una de las más desiguales. Hay que luchar contra eso. También hay que lograr una mayor transparencia del Gobierno regional, dedicar más atención a la sanidad y educación públicas y tratar de que Telemadrid sea un instrumento más objetivo.

P. ¿Apoyará a Esperanza Aguirre en su investidura?

R. Hay que esperar a ver qué dice, pero si es coherente y va por las líneas de sus políticas en los últimos ocho años, me pronunciaría por votar en contra.

P. ¿Cuáles son los mayores errores de Aguirre?

R. Es incoherente, se declara liberal y a veces es profundamente intervencionista en aspectos como Telemadrid, Caja Madrid o el Canal de Isabel II. Ha llevado una política de privatización clandestina en la enseñanza y la sanidad y ha sido un rodillo en la Asamblea. No ha permitido la formación de comisiones de control o investigación y creo que el tema Gürtel no está despejado. Es un caso clarísimo de financiación ilegal de un partido y eso traerá coletazos.

P. ¿Apoyaría el copago sanitario?

R. En principio, no. Es un repago. El contribuyente ya paga con sus impuestos la sanidad pública.

P. Aguirre quiere que esta legislatura sea la de la educación. ¿Qué propuestas tiene UPyD, además de pedir la devolución de competencias al Estado?

R. La enseñanza pública está recibiendo cada vez menos fondos y hace falta recuperar valores como la austeridad o el respeto al maestro. También hay que repasar las retribuciones que se hacen a la concertada, no para eliminarlas, sino para ver cómo se utilizan. Y parece que se han utilizado procedimientos dudosos para ayudar a la privada. Estamos radicalmente en contra. La privada que exista, pero con sus recursos.

P. Con quién se llevará mejor, ¿con socialistas o populares?

R. Conozco las virtudes y los defectos del PSM, pero no conozco a Tomás Gómez, soy de la generación anterior. Me considero y procuro ser socialdemócrata. Supongo que en algunos puntos me entenderé mejor con el PSM e IU.

P. ¿Qué oposición planteará?

R. Somos un grupo pequeño pero queremos hacernos notar. Plantearemos la reducción de 129 a 100 diputados y de sus sueldos y retribuciones. Me he enterado, pero no me lo creo, de que como portavoz tendré coche oficial. Si es así, voy a renunciar a ello. Es un despilfarro. [Preguntado más tarde el portavoz municipal de UPyD, David Ortega, por si los cinco concejales renunciarán a los vehículos oficiales que les correponden, éste dijo que "hasta que se constituya el Ayuntamiento el día 11 no tomarán una decisión"].

P. ¿Sabe cuál será su sueldo?

R. Ni idea. Soy jubilado y recibo una pensión de 14 pagas de 2.000 euros netos al mes. Estoy mejor que el 99% de los españoles, pero estoy convencido de que voy a ganar más en la Asamblea.

P. UPyD ha multiplicado sus representantes, son personas con un pasado político muy diferente. ¿No será un problema para llegar a acuerdos?

R. Hemos pegado un gran salto y tenemos responsabilidades nuevas, lo que posiblemente creará algunas disfunciones, pero eso no es malo. En la línea gruesa seguiremos perfectamente bien.

P. No quieren entrar en ningún Gobierno. ¿No tienen vocación de gobernar?

R. Ahora eso no es lo importante, pero estoy convencido de que estamos capacitados. Tenemos un proyecto nacional y queremos llevar esas señas de identidad al plano municipal y autonómico.

P. ¿Se identifica cuando los denominan el partido de Rosa Díez?

R. Es una ventaja porque Rosa es una política conocida y valorada, pero puede ser un inconveniente porque no somos un partido de su propiedad, somos el partido en el que milita. Ese inconveniente se va a ir superando conforme seamos más conocidos.

P. ¿Quién es su político de referencia?

R. Rosa me parece magnífica, pero eso no está bien contestarlo. Me interesa y apasiona la política americana y creo que Obama es de lo mejor que hay por el mundo. Aunque me está decepcionando, creo que sus activos todavía superan a sus pasivos. No veo ningún otro, ha habido un deterioro notable de la clase política.

P. ¿Habría que desalojar el campamento de Sol?

R. Creo que va a morir de forma natural, aunque me extraña que hayan aguantado tanto. Desalojarlos tendría muchos inconvenientes. Me parece un movimiento interesante, espero que sus reivindicaciones tengan futuro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de mayo de 2011