Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis del PSOE

Rubalcaba ofrece un proyecto de cambio

El comité federal del PSOE propone al vicepresidente como candidato para 2012 - Zapatero justifica la elección porque "le quiere la mayoría"

Con la máxima naturalidad, sin el menor atisbo de solemnidad o dramatismo, el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba (59 años), aceptó ayer la petición del comité federal del PSOE de ser candidato a la presidencia del Gobierno en 2012. Termina una semana para los socialistas en la que sí hubo drama e incluso en algún momento temieron que estallara la tragedia. El suelo se abrió a los pies de este partido en la noche del domingo pasado cuando las urnas le depararon la pérdida casi total de su poder autonómico y local. "Solo podemos ganar las próximas elecciones con un proyecto de cambio y lo pondremos en marcha porque tenemos muchas cosas que cambiar, entre ellas reformar el Estado de bienestar", anunció el candidato después de escuchar a 35 miembros del comité, entre ellos todos los secretarios generales, pedirle que sea su candidato.

El presidente ve "razonable" elegir a Rubalcaba porque lo quiere "la mayoría" de militantes

"Habéis perdido las elecciones por ser del PSOE", dice Rubalcaba

Zapatero: "Es querido por los nuestros y temido por los terroristas de ETA"

Sin renegar de la labor del Gobierno al que pertenece, de las medidas de ajuste y de los recortes -"me siento responsable desde la primera hasta la última medida que ha tomado Zapatero"-, Rubalcaba pretende encabezar un proyecto reformista. Aunque la política actual se mantiene. Y para esta tarea está el presidente, que conserva intacta su "determinación" de agotar la legislatura.

Toda la atención y los esfuerzos de Zapatero se centrarán en culminar las reformas que piden la Unión Europea y los mercados para alejar a España del peligro del rescate. "Tenemos que mantener la guardia alta", advirtió el presidente en su intervención inicial, en la que dejó constancia de que la recuperación económica centrará su atención hasta el último día de la legislatura. Pero Zapatero escuchó de la mayoría de las intervenciones la petición firme de que el reparto de la crisis sea más equitativo, ya que los ciudadanos consideran que solo han pagado los más desfavorecidos. Durante casi cinco horas de debate, se apreció el fuerte impacto y el abatimiento de cargos altos y medios del PSOE. Han perdido las elecciones locales y autonómicas a pesar de que sus alcaldes y presidentes tenían una altísima valoración. "Habéis perdido las elecciones por ser del PSOE", les dijo Rubalcaba sin ambages tras escuchar sus relatos.

De su primera intervención como candidato no se puede desprender en qué sentido proyecta Rubalcaba su programa reformista. Lo desgranará poco a poco desde esta próxima semana, en la que ya realizará dos actos para los militantes y para la sociedad. Si algún afiliado quisiera medirse con Rubalcaba tiene de plazo para presentarse hasta el 13 de junio y tendría que conseguir el aval de 22.000 militantes. Las otras dos vías de acceso ya están cerradas: el comité federal ha propuesto a Rubalcaba y la ejecutiva, liderada por Zapatero, está mayoritariamente con él. El ganador sería proclamado el 2 de julio en un comité federal. Nadie tiene dudas de que ese día solo comparecerá Alfredo Pérez Rubalcaba, y ya con un discurso programático.

Ayer, dentro de la reunión del federal, Zapatero quiso dar naturalidad a su apuesta por Rubalcaba. "Cuando hay un candidato que tiene todo el apoyo mayoritario, lo razonable es que todos estemos detrás de él; y es aún más lógico después del resultado electoral del domingo", aseguran que dijo Zapatero.

Solo hubiera habido competición si Carme Chacón, miembro de la ejecutiva federal, al igual que Rubalcaba, hubiera decidido dar el paso que no llegó a dar. Su declaración del pasado jueves en la que justificó que había decidido no presentarse para no contribuir a que tomara cuerpo una suerte de conspiración que ponía en peligro la unidad del partido, la estabilidad del Gobierno y la permanencia de Zapatero en la secretaría general, se ha convertido en asunto tabú. Nadie se refirió a ello en la primera reunión de Zapatero con los barones y tampoco ayer ningún miembro del comité federal se hizo eco de esas graves denuncias. Eso sí, Zapatero la nombró para agradecer su generosidad. Rubalcaba no la mencionó. Solo en susurros algunos miembros del federal comentaron el gesto sombrío y de disgusto de la ministra. Pero aunque Chacón tenía apoyos, incluida la simpatía de algunos barones, no ha habido la menor duda de que la inmensa mayoría está con Rubalcaba. La catástrofe electoral acrecentó el sentimiento entre los barones de que no debían entretenerse en competiciones por la candidatura electoral, toda vez que el vicepresidente goza de gran predicamento entre la militancia. Si ha habido conspiración o contubernio, no hay pruebas definitivas que lo corroboren, aunque existan indicios. Parecería que Patxi López, líder de los socialistas vascos, hubiera podido estar detrás de una operación de poder por cuanto el pasado martes, a espaldas de Zapatero, propuso la celebración de un congreso. Ante sus compañeros del comité, el lehendakari se mostró dolido por esas interpretaciones ya que lo único que pretendía, les dijo, era abrir un debate de ideas y de proyecto político; ninguna revuelta. Al final, se mostró satisfecho porque su demanda ha provocado la celebración en septiembre de una conferencia política. Esta tendrá que canalizar la exigencia de los barones de que las reformas y los ajustes se modulen, ya que tal como se han aplicado les ha provocado la derrota electoral.

No rehuyeron Zapatero y Rubalcaba el debate sobre la derrota del 22-M, por lo que dedicaron poco tiempo a hablar de la candidatura. "Desde el respeto al proceso de elecciones primarias, quiero expresar un deseo: que el candidato a la presidencia del Gobierno sea Alfredo Pérez Rubalcaba, que tiene todas las cualidades para generar la confianza que el partido y España necesita". Esta fue la presentación que hizo Zapatero de Rubalcaba, a quien ha querido tener a su lado, desde que ganó las elecciones en 2004, en los puestos de la máxima relevancia. "Es la persona que quieren nuestros compañeros; es querido por los nuestros; respetado por los adversarios y temido por los terroristas de ETA". Zapatero sabía el terreno que pisaba, muy seguro. Los miembros del comité, mayoritariamente, en efecto, consideran que Rubalcaba es un candidato excelente. "Defendámosle todos, de manera firme, ante los adversarios, ante los amigos, ante los periodistas", pidió Zapatero.

A pesar del sincero apoyo a Rubalcaba, no hubo expresiones de euforia. La derrota pesaba claramente en los rostros y en los discursos.

"Pido que tengáis ganas de ganar"

- "Sí, me voy a presentar a las primarias y este es el sitio, el lugar y el momento para decirlo al partido".

- "Ha sido un ejercicio de responsabilidad y madurez el que ha hecho el partido respetando los tiempos y las formas. Yo no he hecho ni un solo gesto ni un solo movimiento en relación con este proceso".

- "El PSOE es un partido de gobierno y de mayorías. No vamos a las elecciones para obtener derrotas dignas, sino para obtener victorias democráticas con las que desarrollar nuestros proyectos políticos. Os pido que tengáis tantas ganas de ganar como yo".

- "Necesitamos un nuevo proyecto que tenga en el corazón mismo una preocupación, que es la de los españoles: el empleo".

- "Vamos a hablar de nuevas ideas, de cambios. Tenemos que cambiar muchas cosas. Vamos a modernizar el Estado de bienestar".

El calendario de las primarias

- La elección en primarias del cabeza de cartel del PSOE para los comicios generales de 2012 se iniciará formalmente el 28 de mayo y concluirá el 2 de julio.

- Tanto la militancia como los órganos del partido podrán avalar exclusivamente una propuesta de candidato. Habrá que reunir uno de estos tres requisitos: tener el apoyo de la mayoría de la ejecutiva; tener el aval del comité federal; estar avalado por el 10% de los 220.000 militantes.

- El plazo para la presentación de candidaturas empieza el 28 de mayo y concluye el 13 de junio. La proclamación provisional de los aspirantes se hará el 15 de junio. En los dos días siguientes se podrá recurrir ante la comisión de garantías. El 18 de junio se formalizará la proclamación definitiva.

- Solo se abriría el proceso electoral interno de primarias si hubiera más de un candidato. Si solo hubiera uno, su ratificación correría a cargo del comité federal.

- Si hubiera más de un candidato, la votación se celebraría el 26 de junio, y podrían ejercer el derecho a voto todos los militantes censados el 28 de mayo. La proclamación del ganador se haría el 2 de julio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de mayo de 2011

Más información