Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis del PSOE

Los barones reclaman un giro a la izquierda en la política económica

La mayoría sugiere ajustes que los ciudadanos no perciban como injustos

Un giro a la izquierda que reparta por igual la carga de la crisis económica y que escuche al electorado que, con el voto, ha castigado el abandono de las políticas socialdemócratas por parte del PSOE. Esta fue una de las propuestas más repetidas entre los barones, que coparon buena parte de las 35 intervenciones que ayer se produjeron en la reunión de cinco horas del comité federal del PSOE.

Solo dos de los que tomaron la palabra, el ministro de Presidencia, Ramón Jáuregui, y el secretario general de Murcia, Pedro Saura, rechazaron ese giro. En lo que sí hubo unanimidad fue en apoyar sin fisuras la candidatura de Alfredo Pérez Rubalcaba, un respaldo que el lehendakari, Patxi López, resumió así: "Es el mejor".

Secretarios generales como Guillermo Fernández Vara (Extremadura), José María Barreda (Castilla-La Mancha), Roberto Jiménez (Navarra), Pachi Vázquez (Galicia), Javier Fernández (Asturias), Jorge Alarte (Valencia) o Tomás Gómez (Madrid) reclamaron medidas que supongan el reparto del esfuerzo en la salida de la crisis. Gómez -que llegó a calificar el varapalo electoral de "voto de rabia" por la crisis y las reformas de Zapatero- citó el control de las retribuciones de los banqueros, una reforma fiscal o la modificación legal de las hipotecas, medidas que impliquen, dijo, "una comunión con nuestro electorado".

El sentir general lo sintetizó el veterano diputado Txiki Benegas, quien aseguró que, pese a que los ajustes son necesarios, "son percibidos como injustos por la ciudadanía". Por eso, reclamó "modular más" las medidas para lograr la salida de la crisis. Juan Antonio Barrio de Penagos y José Antonio Pérez Tapias, de Izquierda Socialista, recalcaron que el PSOE debe escuchar las voces de la calle, como la del Movimiento 15-M: "Nos piden que desmintamos la impotencia de la política frente a los mercados".

La voz discordante con el giro a la izquierda fue la de Jáuregui, quien defendió que las reformas eran ineludibles. Y la de Saura: "Es posible la consolidación fiscal, la austeridad, con las políticas de justicia e igualdad. No hay que girar a la izquierda".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de mayo de 2011