Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Strauss-Kahn explica que dimitió para no perjudicar al FMI

El belga Reynders se suma a la lista de candidatos a dirigir el organismo

El ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) Dominique Strauss-Kahn ha negado nuevamente los cargos sexuales que se le imputan tras ser denunciado por la empleada de un hotel de Nueva York. En un correo dirigido al personal del FMI, Strauss-Kahn ha explicado la renuncia al cargo porque no quería afectar al órgano financiero y a sus empleados.

En el correo remitido al director gerente del FMI en funciones, John Lipsky, Strauss-Kahn niega "en los términos más firmes posibles las acusaciones" a las que se enfrenta y manifiesta su "profunda tristeza y frustración por tener que dejar (el cargo) bajo estas circunstancias".

En el mensaje, reenviado por Lipsky a los empleados del FMI y recogido por la cadena CNN, Strauss-Kahn expresa su confianza en que será absuelto de los cargos que se le imputan -entre ellos intento de violación- pero asegura que no podía "aceptar que el Fondo, y vosotros mis queridos colegas, tuvierais de alguna manera que compartir mi propia pesadilla personal" por lo que optó por renunciar.

Con Strauss-Kahn inmerso en el escándalo y bajo vigilancia, se ha abierto, claramente, la carrera por su sucesión. Y surgen nuevos candidatos. Ayer, la prensa belga señaló como posible sucesor del ya exdirector del FMI al ministro belga de Finanzas, Didier Reynders, que mantiene su cargo en funciones desde hace más de un año. La prensa belga recordó también que ha habido franceses en la dirección del FMI durante los 34 años que tiene la institución. Pese a todo, la favorita entre los europeos es la ministra de Finanzas francesa, Christine Lagarde, que cuenta con un amplio respaldo en la UE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de mayo de 2011