Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ALBERTO RUIZ-GALLARDÓN | Candidato del PP a la alcaldía de Madrid | Elecciones municipales y autonómicas

"Creo que ningún puesto en el Gobierno me satisfaría más que ser alcalde"

Afronta su séptima campaña como candidato del PP en Madrid. Quizá la más plana y tranquila de todas. Alberto Ruiz-Gallardón (Madrid, 1958) ha logrado cuatro mayorías absolutas, dos en la Comunidad y dos en el Ayuntamiento que aspira a gobernar por tercera vez. La duda ahora, alimentada por su histórica e indisimulada ilusión de formar parte de las listas de su partido en el Congreso y sus milimetradamente elusivas respuestas, es si agotaría su tercer mandato. Si se va, le sucedería directamente la teniente de alcalde de la ciudad, Ana Botella.

Pregunta. Casi el 50% de encuestados por EL PAÍS cree que se irá antes de agotar el mandato. ¿Se compromete a quedarse?

Respuesta. A mí me gustaría algún día terminar la legislatura con el mismo adversario político que la empecé. La primera vez se fue Leguina, luego Cristina Almeida, en el Ayuntamiento se fue Trinidad Jiménez y después Sebastián. Yo tengo acreditado que me quedo. Entiendo que a Lissavetzky le atormente, porque Jaime se presentó a las elecciones y luego renunció al escaño. El presidente de mi partido me ha encargado la gestión de la política en Madrid y no tengo otro proyecto.

"Ni los políticos ni los medios pueden impedir a imputados ir en las listas"

"La deuda pública que le pesa al ciudadano es la del Estado"

"Hay un déficit de instalaciones en Centro, soy consciente de ello"

P. Entonces, ¿sí la agotará?

R. Esa es absolutamente mi previsión. No tengo otro proyecto. Pero me llama la atención que el PSM dé ya por perdidas las elecciones. Cuando pregunta quién va a venir si yo me voy, reconoce que no tiene posibilidades. No entiendo que alguien pueda pensar que es más atractivo ser miembro del Gobierno de España que alcalde de Madrid. No creo que hubiese ningún puesto en el Gobierno de España que me produjese más satisfacción que este.

P. ¿Por qué ha elegido a Botella como número 2, por encima de los que le han acompañado siempre en su carrera política?

R. Porque tiene todas las condiciones para serlo.

P. ¿Sería un buen relevo?

R. Un buen relevo sería la número dos, el número tres, el cuatro... Ana sería una magnífica ministra o una magnífica presidenta de comunidad autónoma.

P. ¿Y alcaldesa?

R. Y el número tres, y el cuatro, el cinco... Mire, esto ya lo he vivido. Sebastián también decía lo mismo. Y al final se fue él.

P. Usted y Aguirre se han peleado por quioscos, paralizado proyectos y se han llevado a los tribunales. ¿Se olvidaron de los ciudadanos?R. Al contrario. Siempre hemos defendido sus intereses. El nivel de conflicto ha sido inferior al de comunidades socialistas con el Gobierno de España. Es normal que dos instituciones con ámbitos compartidos generen discrepancias. Y siempre es más noticia eso que la multitud de acuerdos.

P. Ustedes airean esas discrepancias cada jueves tras sus reuniones de gobierno.

R. No lo recuerdo, pero si cree que tenemos una política informativa transparente, le agradezco el elogio.

P. ¿Cree que Aguirre, Granados o Ignacio González sabían que funcionarios de la Comunidad espiaban a Manuel Cobo?

R. Algo sometido a investigación judicial no debe valorarse políticamente.

P. ¿Rajoy les pidió que no recurrieran?

R. No. [En su día, cuando Cobo y Prada retiraron el recurso contra el archivo, indicaron que lo habían hecho a requerimiento de la dirección nacional del PP].

P. ¿Está de acuerdo con que el PP de Madrid lleve una decena de imputados en sus listas?

R. Nuestra legislación reserva solo al poder judicial impedir que un ciudadano vaya en una lista. Y ni los políticos ni los medios lo pueden suplantar.

P. ¿Usted los habría incluido?

R. Nunca sustituiría al juez en su derecho exclusivo de impedir que alguien vaya en unas listas.

P. Entonces, ¿no le parece incompatible estar imputado y presentarse a las elecciones?

R. Si fuera incompatible, estaríamos dejando en manos del Gobierno hacer las listas de la oposición. La imputación es algo que puede realizar el ministerio fiscal iniciando un procedimiento que lleva un plazo y por tanto no permite al juez resolver hasta transcurrido un tiempo. Si prohibiésemos que los imputados estuvieran en las listas bastaría que el fiscal realizase una serie de imputaciones que al cabo de unos días serían archivadas por el juez, pero que impedirían que esa persona fuera en una lista electoral.

P. Los códigos de conducta también deberían ser importantes, ¿no cree?

R. Esa pregunta supone una presunción de que la imputación es un castigo. Y no es así. ¿Y si luego el juez decide que no había motivos para su imputación?

P. El único imputado que tenía en sus listas se ha ido con Aguirre.

R. No lo relaciono.

P. El Ayuntamiento debe unos 6.500 millones. ¿No le quita el sueño?

R. No. El peso de la deuda en el Ayuntamiento no significa una disminución de capacidad de ejecución. Para el ciudadano, de las tres Administraciones la que menos ha endeudado al madrileño somos nosotros. La deuda pública que le pesa es la del Estado.

P. Y ¿por qué insiste tanto en que le dejen refinanciarla?

R. Por la misma razón que la refinancia Zapatero o las Comunidades. Si Zapatero se hubiera aplicado su prohibición, no habría podido cobrar su sueldo en febrero. Nosotros, con una medida así, hemos pagado las nóminas y recuperado plazos de pago con los proveedores. Tenemos tal fortaleza económica que hemos hecho frente a nuestras obligaciones.

P. Pese a esa fortaleza, el Ayuntamiento perdía hasta hace poco 700.000 euros al día. Ingresa menos de lo que gasta. ¿Sigue así?

R. Cumplimos los parámetros de déficit marcados por el Gobierno de España.

P. ¿Pero sigue en pérdidas?

R. El diferencial que tengamos, no sé cuánto es, pero es el que marca el Gobierno de España. Cualquier deuda es discutible... pero en déficit no hay discusión.

P. ¿Cómo creará esos 150.000 empleos en cuatro años si sus propios proveedores, puestos de trabajo, cobran a nueve meses?

R. Ya se lo he dicho, es responsabilidad del Gobierno de España. Pero los empleos los haremos poniendo en valor los 10.000 millones de inversiones que hemos hecho en Madrid. Las políticas de inversión han conseguido que tengamos 7,5 puntos de diferencia con la media de paro nacional que no había antes de la crisis.

P. Pero si sigue ingresando menos de lo que gasta, como pondrá al día el pago de los proveedores...

R. El déficit del Estado es infinitamente superior al nuestro, pero pagan a sus proveedores. Porque pueden refinanciar la deuda...

P. Usted no, y no tiene liquidez.

R. Hemos recurrido a importantes activos del Ayuntamiento en el momento en que el Gobierno nos ha discriminado.

P. ¿A cuáles?

R. Por ejemplo, la participación que tendremos en el Canal de Isabel II.

P. ¿Su cambio de postura en la privatización del Canal de Isabel II se debe a esa falta de recursos?

R. Siempre dijimos que no se podía privatizar sin que se nos ofreciera formar parte del nuevo accionariado. Y la Comunidad se dio cuenta. A nosotros nos daba igual que siguiera siendo público.

P. ¿Por qué piensan unificar los contratos de basura y pagar en función de la calidad del servicio? ¿No están satisfechos?

R. Pretendemos unificar los contratos de prestación de servicios porque económicamente será más beneficioso. Podemos ahorrar hasta un 20%.

P. Pero destruirán empleo.

R. No tiene por qué haber menos efectivos. A mayor eficiencia, más empleo. En todo caso, tenemos que generar empleo en la ciudad, no en la Administración.

P. ¿Por qué no creó las áreas de bajas emisiones prometidas?

R. Queremos un sistema flexible a través de los parquímetros que nos permita establecer la prohibición de aparcamiento o una penalización si una zona determinada tiene unos índices de contaminación fuera de los que marca la UE. Hemos vinculado la política de aparcamiento al medio ambiente. Además, cuando termine la legislatura el 50% de los vehículos de la EMT utilizarán combustibles alternativos.

P. ¿Por qué el Ayuntamiento gastó 300 millones de euros en la Caja Mágica y ha dejado durante tres años a Centro sin un solo equipamiento deportivo?

R. Soy consciente de que hay un déficit de instalaciones deportivas en Centro, en la próxima legislatura se corregirá. El problema ha sido la crisis. Pero haremos el polideportivo en el mercado de la Cebada y estamos construyendo unas instalaciones en Barceló.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de mayo de 2011