Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ACA explica con documentos la expulsión de los moriscos

La historia de España está llena de rupturas. La expulsión que decretó Felipe III en 1609 fue una de ellas, ya que obligó a 300.000 personas a abandonar sus casas por pensar y sentir de forma diferente. Los moriscos que vivían en las coronas de Castilla y de Aragón protagonizaron, tras ser expulsados, uno de los mayores procesos de emigración de toda la Edad Moderna. La exposición Los moriscos. Españoles trasterrados, que se inaugura hoy en el Archivo de la Corona de Aragón (ACA), rememora, a partir de 52 documentos originales, esta trágica experiencia e intenta explicar el cómo y el porqué de esta expulsión, que puso fin a un proceso de eliminación de minorías iniciado en 1492 con otra expulsión, la de los judíos por los Reyes Católicos.

Organizada por el Ministerio de Cultura cin motivo del cuarto centenario de los hechos, la exposición fue inaugurada en el Archivo de Simancas de Valladolid en 2010. Ahora llega a Barcelona, donde se han incorporado a ella 17 documentos conservados en el ACA. Entre las piezas que se exponen hasta el 31 de agosto, destacan las capitulaciones firmadas en 1492 por Isabel y Fernando, y Muley Boabdil, el último rey de Granada, y las diferentes soluciones propuestas para asimilar a los moriscos: la evangelización o la represión inquisitorial, que dejan ver que en su momento el tema dio lugar a una fuerte controversia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de mayo de 2011