Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Seísmo mortal en Murcia

Lorca declara habitables solo el 57,7% de los edificios del casco urbano de la ciudad

Chacón: "Queda mucho por hacer, los militares seguirán el tiempo necesario"

El Ayuntamiento de Lorca (Murcia) hizo públicas ayer las cifras finales sobre el estado de los inmuebles de la localidad, tras haberse revisado el 100% de las casas afectadas por el terremoto del miércoles, que causó nueve muertos. El total de edificios revisados es de 2.765, de los cuales 1.597 (el 57,76% del total) del casco urbano, en su mayoría viviendas, han sido declarados habitables. Aun así, buena parte de la población continúa fuera de sus hogares por miedo a réplicas o derrumbes, informa Óscar Sanz.

Un total de 26 equipos de arquitectos y aparejadores han inspeccionado la ciudad en 48 horas, marcando con colores (verde, amarillo, rojo y negro) las viviendas en función de su habitabilidad. Unos 377 edificios han sido marcados en rojo o negro, lo que significa que no se puede entrar en ellos en ningún caso. De ellos, un 12% corresponde a los edificios marcados en negro (unos 45), es decir, que es probable que sean demolidos. Por último, 791 edificios, marcados con color amarillo, requieren reparación antes de que puedan ser ocupados, y sólo se permite el acceso de manera momentánea.

El Ayuntamiento ha informado, además, de la constitución de una comisión de trabajo junto a la confederación comarcal de empresarios para estudiar la posibilidad de realojos temporales en viviendas vacías que gestionan las constructoras e inmobiliarias, dependiendo de los servicios y mobiliario que tengan estas viviendas.

Plan de ayuda

Estas medidas se unen a las ya aprobadas mediante un decreto ley por el Consejo de Ministros y encaminadas a distribuir las ayudas para los familiares de las víctimas mortales y las personas con incapacidad absoluta y permanente. El decreto, que entró en vigor ayer, contiene ayudas para alquiler de viviendas y para la reconstrucción de las casas que hayan resultado destruidas o dañadas. Y contempla la concesión de ayudas a las entidades locales por los gastos de emergencia que hayan necesitado para garantizar la vida y la seguridad de las personas. También incluye beneficios fiscales, como exenciones en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles y reducciones en el Impuesto de Actividades Económicas. Además, con carácter excepcional, se anticipa al día 1 de junio de 2011 el abono de la paga extraordinaria, correspondiente al período diciembre de 2010 a mayo de 2011, a los pensionistas de Lorca.

Asimismo, peritos de aseguradoras trabajan desde ayer con los afectados por el terremoto con el objetivo de realizar a partir de mañana las primeras peritaciones y comenzar los pagos de los expedientes más sencillos "en cuestión de días", según explicó Alejandro Izuzquiza, director de Operaciones del Consorcio de Compensación de Seguros. Este precisó que no se va a exigir que se cumpla "estrictamente" el plazo de siete días que establece la Ley del Contrato del Seguro para comunicar los daños, al tratarse de "circunstancias muy especiales". El Ayuntamiento de Lorca ha colgado en su web la información del Consorcio de Compensación de Seguros relativa a los requisitos para poder recibir las ayudas.

Por otro lado, la ministra de Defensa, Carme Chacón, aseguró ayer que "queda mucho por hacer" en Lorca y que los militares seguirán en la zona "el tiempo que sea necesario", hasta que la localidad recupere la normalidad. Proceso que "no va a ser corto ni fácil", apuntó. Chacón precisó que hay desplazados allí 600 profesionales y casi 200 vehículos militares.

Asimismo, de las aproximadamente 300 personas atendidas por heridas causada por el terremoto, sólo 17 permanecían ayer ingresadas en el Hospital Virgen de la Arrixaca, según el Gobierno murciano. Los tres heridos graves evolucionan positivamente. Desde el pasado miércoles, cuando se registró el seísmo, se han sucedido en Lorca y sus proximidades una treintena de réplicas, la mayoría de baja intensidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de mayo de 2011