Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La entrada en Bankia liquida el 'compromiso Bancaja'

La integración de la política comercial de las siete cajas de ahorros que han constituido Bankia, la marca comercial del Banco Financiero y de Ahorros, ha liquidado parte del compromiso Bancaja, una campaña impulsada en junio de 2005 que ofrecía "una nueva forma de relación" entre la entidad financiera y sus clientes. La última comunicación sobre los movimientos en las cuentas que han recibido los clientes de la caja valenciana incluye una Nota legal de su interés que explica que el compromiso Bancaja no tendrá efecto para todos los contratos firmados a partir del 17 de mayo y advierte de que los contratos "indefinidos" vigentes en el presente "se considerarán derogados" a partir del 31 de julio.

La caja mantiene su oferta de 'Cero comisiones, cero condiciones'

El compromiso Bancaja incluye 17 puntos. Un portavoz de la entidad financiera explicó que se mantienen en vigor al menos siete de las ventajas previstas en el compromiso Bancaja. Los contratos claros sin letra pequeña. La información previa del coste de cualquier operación que solicite un cliente para que decida si le interesa o no. El aviso al teléfono móvil en caso de impagos o ausencia de saldo en una cuenta. La reposición de tarjetas en 24 horas. La ausencia de comisiones para menores de 26 años o mayores de 65. O la ausencia de cargos en las tarjetas para menores de 26 años.

Al margen, la actual política de Cero comisiones, cero condiciones sigue en vigor para todos los clientes de Bancaja.

Se suprimen, sin embargo, algunos servicios, como el pago de recibos del hogar de forma automática y por importes de hasta 600 euros a pesar de la falta de saldo en la cuenta. También desaparece el aplazamiento del pago de la hipoteca durante seis meses para los clientes que hayan perdido su empleo. O el compromiso de pagar el doble de la comisión cargada a los clientes que no puedan usar un cajero de Bancaja por avería y deban recurrir a los servicios de otra entidad.

La integración de siete cajas de ahorro es compleja. La cultura comercial de cada una está consolidada durante años de ejercicio y asentar un modelo común requiere su tiempo. Y no es descartable que Bankia asuma como propios en el futuro algunos de los beneficios que incluía el compromiso Bancaja.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de mayo de 2011