Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Carlos Trillo, referencia del cómic

'Clara de noche', publicada en 'El Jueves', fue una de sus obras más conocidas en España

De forma completamente inesperada, este fin de semana fallecía durante un viaje a Londres el guionista argentino Carlos Trillo (Buenos Aires, 1943). Con apenas 68 años, desaparece una de las figuras más importantes de la renovación de la historieta argentina durante los años ochenta, el gran seguidor del legado que dejaba Héctor Germán Oesterheld. Desde muy joven trabajó ligado a empresas gráficas y creativas como redactor o escritor, en medios tan variados como la clásica Patoruzú o programas de televisión, pero sería a partir de 1975 cuando comenzaría a destacar como creador de estilo personal con la serie Un tal Danieri, realizada junto a una de las leyendas de la historieta argentina, Alberto Breccia. Sin embargo, su primer éxito le llegaría con su colaboración con Horacio Altuna para el diario Clarín, la tira diaria de El loco Chávez. Las aventuras de este reportero se convertirían en testimonio directo del día a día del país y llegaría a ser todo un icono de la historieta argentina. Con Altuna mantendría una larga y fructífera relación durante las décadas de los setenta y ochenta, con series como la surrealista Las puertitas del Señor López, comedias policiacas como Merdichesky o el reconocido drama de ciencia-ficción El último recreo, en las que los autores se atrevían con cualquier género y visión siempre desde una perspectiva social y comprometida que les abriría el mercado europeo. Las obras de Trillo se convirtieron en habituales durante los ochenta en revistas de historieta como las españolas 1984 o Comix Internacional, las francesas Pilote o Charlie o la americana Heavy Metal. Durante estos años, Trillo desarrolla en paralelo una intensísima labor junto a otros dibujantes como Enrique Breccia (Alvar Mayor) o Cacho Mandrafina (Historietas Mudas), que le llevaría a recibir galardones tan prestigiosos como el Premio Yellow Kid del Festival de Lucca en 1978 o el premio al mejor guionista en el Salón Internacional del Cómic de Barcelona en 1984.

Sus historietas eran un ejemplo de denuncia desde el compromiso lúcido

En 1985 inicia con el dibujante español Jordi Bernet la que sería una de sus colaboraciones más extensas, con series como Light & Bold, Custer o Ivan Piire, aunque posiblemente su trabajo conjunto más longevo, popular y conocido sea Clara de noche, la serie creada junto a Eduardo Maicas para el semanario satírico El Jueves. El trabajo de Trillo durante los últimos años es tan inabarcable como incesante: a las series que publicaba con Bernet hay que añadir guiones para dibujantes como Carlos Meglia (la famosa Cibersyx), Eduardo Risso, Walter Fahrer, Horacio Domíngues, Juan Bobillo o Lucas Varela, con quien publicó recientemente en nuestro país La herencia del coronel, donde volvía a demostrar su capacidad para el análisis y la denuncia desde el compromiso inteligente y lúcido. Con Trillo se va una de las figuras más reconocidas e influyentes del cómic argentino de todos los tiempos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de mayo de 2011