Crónica:Elecciones municipales y autonómicas
Crónica
Texto informativo con interpretación

La presidenta tira de paciencia

La popular evita los ataques de sus rivales y vende logros

"Hemos evitado entrar en la provocación", señalan satisfechos desde el entorno de Aguirre. Reconocen que esperaban el recurrente ataque del PSM que les acusa de ser el Gobierno del negocio. Y para eso estaban preparados y la presidenta apenas entró al trapo. Tiró de paciencia.

Esperanza Aguirre no se siente cómoda en este formato de debate televisado. Se encuentra encorsetada y prefiere el debate en la cámara regional arropada por los suyos. Su equipo más próximo lo tiene asumido por eso prepara a conciencia con datos, cifras y gráficos el enfrentamiento. Lo que no tenía previsto era que Gómez sacara una carta de los empresarios reclamando una solución ante el riesgo del colapso de la Sanidad. Eso la desconcertó. Aunque ni siquiera trató de explicarlo. Lo suyo era insistir en los éxitos de su Gobierno: escuela bilingüe, la carretera de los pantanos y una retahíla de centros de salud, escuelas...

Más información
Gómez hace resoplar a Aguirre en su único debate televisado
Gómez hace resoplar a Aguirre

La presidenta esperaba que le sacarán a relucir el error de su consejero de Transportes que negó la existencia del Metrobús, el abono de 10 viajes de metro. Y así fue. Pero los ataques fueron infructuosos. Gregorio Gordo (IU) se equivocó y lo llamó Bonobús y eso le sirvió para justificar el lapsus ante Tomás Gómez. En la refriega se le escapó una risita aguda que dejó al candidato socialista noqueado durante breves segundos.

Aguirre ha insistido en remarcar que los modelos que se enfrentan en las elecciones son diferentes. El suyo y el que conforman juntos el PSM e IU. Se ha esforzado en sus enfrentamientos con sus dos rivales en remarcarlo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Jesús Sérvulo González

Redactor jefe de Economía y Negocios en EL PAÍS. Estudió Económicas y trabajó cinco años como auditor. Ha cubierto la crisis financiera, contado las consecuencias del pinchazo de la burbuja inmobiliaria, el rescate a España y las reformas de las políticas públicas de la última década. Ha cursado el programa de desarrollo directivo (PDD) del IESE.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS