Un agricultor halla un petroglifo de la Edad de Bronce

El nombre del lugar llevaba toda la vida señalando su existencia, pero tuvo que ser un arado, en pleno siglo XXI, el que la descubriese al remover un terreno. Entonces, preguntados por los arqueólogos que acudieron a la llamada de la familia Lozano Rúa para examinar aquel llamativo pedazo de granito dibujado, los mayores del lugar de Pedra Alta, en el municipio de Castrelo do Val, recordaron la presencia de aquella losa diferente a las demás piedras empleadas para marcar propiedades antes de la concentración parcelaria, a comienzos de los setenta. A nadie le movió la curiosidad para preguntarse de qué podría tratarse y, en cuanto las máquinas tumbaron aquel pedrusco de 1,75 metros de longitud, la tierra acabó por ocultarlo.

Los investigadores Alberte Reboreda, al frente de la campaña, y Eduardo Breogán Nieto, asesorados por el arqueólogo del Museo de Pontevedra, Antonio de la Peña Santos, acaban de confirmar la excepcionalidad del hallazgo. Según sus estudios, se trata de una estela de la Edad del Bronce, datada entre 1.200 y 1.000 antes de Cristo.

Yacimiento

Lo que convierte en único este petroglifo de 800 kilos de peso, que intenta definir una figura humana de modo arcaico, son, precisamente, los grabados que han sobrevivido 3.000 años. Representan un escudo con tres círculos concéntricos y una muesca o escotadura en forma de uve que los interrumpe, una espada envainada que se cruza en diagonal sobre el pecho de la silueta, una lanza y un carro tirado por dos cuadrúpedos. Los tres primeros son elementos definitorios de un guerrero, el cuarto, que ha llegado en peor estado de conservación, amplía las posibilidades significativas del monumento lítico de lo bélico a lo social, ritual y funerario.

Hasta ahora sólo habían aparecido motivos semejantes en áreas de Extremadura, Andalucía Occidental y sur de Portugal, en el grupo denominado Estelas del Suroeste. De manera aislada, se han acreditado en el sureste de Francia, Castilla y Aragón. A falta de indagaciones sobre el subsuelo, los arqueólogos se valieron de esta información para datar la tipología de la Estela de Pedra Alta y concluir que "por primera vez se documenta en Galicia un petroglifo de la Edad del Bronce en el que se representa un carro tirado por animales y un escudo con escotadura en uve". Están convencidos de que en lugar hay un yacimiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 09 de mayo de 2011.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50