Renta vitalicia a una niña tetrapléjica por culpa de un accidente

Una sentencia de la Audiencia Provincial de Jaén, de la que es ponente el magistrado Rafael Morales Ortega, reconoce a una niña que quedó tetrapléjica a los dos años en un accidente de tráfico ocurrido en 2005, una pensión vitalicia de 4.000 euros mensuales que se revalorizarán con el IPC anual, además de una indemnización de 1.031.801 de euros. La Mutua Madrileña Automovilista, como aseguradora, deberá satisfacer estos pagos.

La sentencia recoge una posibilidad que se prevé en la ley, la de sustituir en todo o en parte la indemnización por una renta vitalicia, "pero tradicionalmente esto ocurría sujeto a un límite de dinero o a un tiempo, por tanto, la renta vitalicia acababa cuando se agotaba el dinero de la indemnización prevista. En este caso no va a ser así, la tendrá de por vida", explica, satisfecho, el abogado de la familia, Marcial Polo Rodríguez. "Al final, lo que las familias quieren es la renta, porque quieren que sus hijos estén atendidos cuando ellos falten", dice Polo. "Y además, el baremo establecido para indemnizar puede parecer obsceno, porque es como poner precio a una tetraplejia, que no lo tiene", añade Polo.

La sentencia, que los servicios jurídicos de la aseguradora están estudiando, puede recurrirse en amparo ante el Tribunal Constitucional.

"La ley tiene resquicios que permiten sentencias así, aunque no suelen aplicarse, pero cada vez que los abogados los encontramos o los jueces fallan de este modo las aseguradoras acaban por conseguir que se cambie la norma, y eso me parece un escándalo", lamenta Polo.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción