Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones municipales y autonómicas | La participación de la izquierda 'abertzale'

Los nacionalistas vascos reciben el acuerdo de los magistrados como un éxito propio

El 'lehendakari' Patxi López apuesta por "dejar de hacer la campaña de Bildu"

Los nacionalistas vascos, con los que Bildu se va a disputar ahora los votos, en una pugna particularmente dura en Guipúzcoa, donde la coalición parte con serias posibilidades incluso de ganar los comicios forales, recibieron la decisión del Constitucional como un éxito propio. El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, quien aguardó a conocer el fallo antes de abrir campaña en Vitoria, se mostró satisfecho "no por Bildu, sino por la sociedad vasca", y elogió que el tribunal haya "enmendado la intención de condicionar el mapa político e institucional de Euskadi". Urkullu atribuyó directamente tal intención, que se ha intentado realizar hasta el "último minuto", a socialistas y populares.

Cuando el líder del PNV anunció a los presentes en su mitin que la coalición estará en los comicios, los asistentes respondieron con una cerrada ovación. Sus rivales llevan semanas acusando al PNV de pronunciarse públicamente por la presencia de la izquierda abertzale en las urnas y defender lo contrario en privado. Otra cualificada voz peneuvista, su presidente en Vizcaya, Andoni Ortuzar, fue incluso más lejos que Urkullu y sostuvo en Radio Eudskadi que su partido se ha "mojado mucho" por una decisión como la de esta madrugada.

Aralar, rival aún más directo de Bildu en los comicios, mostró su "alegría", en palabras de su vicecoordinador general, Jon Abril, en la apertura de la campaña en San Sebastián por un fallo que espera que sea "un nuevo paso" en el camino de la normalización política vasca. Cuando Radio Euskadi pidió a Abril un primer comentario, su tono de alegría en nada envidiaba al de cualquier miembro de Bildu. Y Hamaikabat, la escisión de EA, con especial peso en Guipúzcoa, se felicitó por "una buena decisión para el país y, sobre todo, para la democracia".

El lehendakari Patxi López, quien anteayer había mostrado al hacer balance de sus dos años de Gobierno su convencimiento de que ni EA ni Alternatiba "están al servicio" de ETA, aprovechó también el arranque de campaña para pronunciarse. Tras reiterar que el PSE "respeta y acata" las decisiones judiciales, apostó por "dejar de hacer la campaña de Bildu, que ha ocupado todo el espacio sin hacer nada". López insistió en que el objetivo del PSE es que "todas las fuerzas políticas asuman plenamente la legalidad democrática y todas sus instituciones, con lo que esto significa".

Los más irritados fueron los populares vascos, socios preferentes del Gobierno de López, con el que han mantenido en las últimas semanas varias polémicas a cuenta de Bildu, y UPyD. Los primeros mostraron por boca de su jefe de filas, Antonio Basagoiti, su acatamiento a un fallo que ni les gusta ni les parece acertado. Basagoiti consideró que los seis magistrados del Constitucional se han equivocado al pasar por alto los informes policiales que "claramente atribuyen a ETA y a su entorno el lanzamiento de Bildu", así como las conclusiones del Tribunal Supremo. "Hoy sentimos que la democracia en el País Vasco vuelve a estar más expuesta a las imposiciones y al dictado que representa el proyecto de ETA y su entorno", añadió en Bilbao.

UPyD anunció, tanto en Euskadi como en Madrid, que retira "de inmediato" el apoyo político al lehendakari, si bien nunca ha existido tal respaldo formal y se ha limitado a votaciones concretas en el Parlamento de Vitoria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de mayo de 2011