Crítica:Crítica
i

España y el sexo

Una prueba de la (triste) verdad de la tesis en la que se basa No lo llames amor... llámalo X la tenemos en la web del diario Marca. Más allá de los encontronazos entre Madrid y Barça, una de las páginas más visitadas del día siempre es la de la tía en pelotas. Las dos Españas, futboleras o ideológicas, se ponen de acuerdo en las ganas de sexo. Oriol Capel, procedente de la cantera de Aída, ha apostado fuerte por la tesis y es capaz de insertarla nada menos que en la Guerra Civil, rodeándola a su vez de cine dentro del cine con la realización de una cinta porno ambientada en la contienda.

Lo más sorprendente de No lo llames amor... es que el riesgo de poner una orgía en la Batalla del Ebro o un alivio de tensiones en pleno asedio del Alcázar funciona con mediana eficacia, apelando a una sana incorrección política. Sin embargo, el problema de Capel es el aliño dramático, que incluye a personajes con cáncer terminal y hasta el hundimiento mental de una mujer que perdió a su hijo por malformaciones en el feto. Así, estas imposturas emotivas, aisladas pues nunca se congela la sonrisa, son manchas de aceite en un, de todos modos, mar de comicidad lejos de cualquier brillantez.

NO LO LLAMES AMOR... LLÁMALO X

Dirección: Oriol Capel. Intérpretes: Mariano Peña, Adriana Ozores, Javier Gutiérrez.

Género: comedia. España, 2011.

Duración: 97 minutos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 06 de mayo de 2011.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50