Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero: "Tenemos que combatir una crisis que no generamos"

El presidente afirma que "no hay una vara mágica" para crear empleo

Santa Cruz de Tenerife

José Luis Rodríguez Zapatero tuvo ayer una papeleta difícil. Escogió para su último acto de precampaña Canarias, la comunidad que encabeza la cifra de desempleo en España, justo al día siguiente de que la EPA arrojara la demoledora cifra de casi cinco millones de parados. Zapatero tuvo que admitir que la recuperación del empleo es costosa, pero intentó abrir una puerta a la esperanza y precisó: "Tenemos la responsabilidad de combatir una crisis que no generamos".

"Encontrar trabajo es ahora la gran urgencia. Pero no se hace de la noche a la mañana. No hay una vara mágica. Los empresarios", advirtió, "tienen que funcionar, el mercado laboral tiene que ser más flexible. Los datos de paro van a mejorar, y lo vamos a lograr".

El presidente defendió que, en contraste con el PP, "es el PSOE quien hace crecer el Estado de bienestar en épocas de bonanza y quien lo mantiene en épocas de crisis". Y recordó que el 75% de los parados tienen protección y que este país "nunca ha tenido tal nivel de protección como ahora en educación, sanidad, desempleo y dependencia".

El mitin de Zapatero de ayer, el último antes del inicio oficial de la campaña, marcó algunas pautas de la estrategia del PSOE contra el PP: la comparación entre las políticas sociales del Gobierno en épocas de crisis y lo que habría hecho el PP. "El PP en sus años de Gobierno no mejoró el salario mínimo, ni las becas, ni las pensiones mínimas, ni introdujo una Ley de Dependencia. Si hubiera gobernado, hubiera habido más recortes sociales", señaló Zapatero.

Luego, resaltó el nulo apoyo del primer partido de la oposición para apoyar las reformas para salir de la crisis. Y criticó al PP por carecer de alternativa a los planes del Gobierno. "Algunos en el PP creen que van a ganar al PSOE por la crisis, cuando no tienen alternativa ni proyecto", reprochó Zapatero.

El mitin de ayer mostró, también, a un Zapatero más desenvuelto y más crítico con el PP tras su renuncia a la reelección como presidente. En una clara alusión al uso de la política antiterrorista como arma electoral, alertó: "Utilizar todo contra el Gobierno es una equivocación, porque los ciudadanos quieren partidos responsables, con criterio y seriedad".

También atacó a Rajoy por lo que Zapatero entiende como una dependencia de Aznar. "Oímos a Rajoy cuando le deja hablar Aznar. Aznar está todo el día hablando. Ha dicho que ellos no tienen el lío que tiene el PSOE porque tienen a Rajoy. Lo dice quien le impuso a dedo, a quien ha perdido dos elecciones y va a perder una tercera". Zapatero matizó que "Aznar le llama lío a la democracia. No tenemos lío, vamos a decidir democráticamente quién va a ser el candidato a la presidencia del Gobierno. Esa es nuestra diferencia", subrayó Zapatero.

Terminó su intervención con un llamamiento a las bases socialistas para que no se desmoralicen por las previsiones de las encuestas: "Pensaban que nos iban a barrer del mapa. No saben la fuerza que tiene el PSOE y el apoyo que tiene este partido, el que tiene más historia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de mayo de 2011