Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Camps pagó 600.000 euros a la Gürtel con la cúpula de la trama ya en prisión

El Consell hizo el abono un mes después de que declarara ante el juez Flors

El Consell pagó 606.100 euros a la trama Gürtel en julio de 2009, con la cúpula de la red corrupta en prisión y apenas un mes después de que el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, compareciera en la sede del Tribunal Superior de Justicia valenciano para declarar ante el juez José Flors por aceptar regalos de Francisco Correa, Pablo Crespo y Álvaro Pérez, El Bigotes.

La Generalitat, a la que los proveedores reclaman pagos por facturas de hace dos años, abonó con extraordinaria rapidez la minuta relativa al stand de la Comunidad Valenciana en Fitur 2009 a Orange Market, una de las empresas de la trama, a la que según la investigación el Consell adjudicó a dedo contratos por más de ocho millones de euros. La factura fue registrada en la Agencia Valenciana de Turismo el 1 de junio de 2009. En un mes, el 2 de julio, se libró el pago. La celeridad en el abono destaca si se tiene en cuenta que los 606.000 euros se pagaron a la empresa que administraba El Bigotes. Es decir, el Consell pagó 100 millones de las antiguas pesetas cinco meses después del desmantelamiento de la trama Gürtel, la red acusada de corromper a cargos públicos, financiar ilegalmente el PP y blanquear dinero en paraísos fiscales.

El PSPV mostró ayer la factura para contrastarla con los impagos de la Generalitat a sus proveedores legales. El portavoz del Grupo Socialista en las Cortes Valencianas, Ángel Luna, denunció que los compromisos de pago del Consell se elevan actualmente a más de 50.000 millones de euros. "Es el sueldo de todos los valencianos durante un año, tanto de los trabajadores del sector público como los del privado", explicó.

Luna empleó estos datos para destacar la gravedad del problema de la deuda a los proveedores y para minimizar la importancia de los 633 millones que el PP valenciano reclama al Gobierno central del fondo de competitividad. De hecho, esa cifra solo supone el 1,26% de los referidos 50.000 millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de abril de 2011