La ilegalización de Bildu

El Gobierno y la fiscalía impugnan las 258 listas electorales de Bildu

El reparto de puestos se corresponde con la proyección de resultados de 2007

El Gobierno y el ministerio fiscal han optado por impugnar, entre hoy y mañana, todas las candidaturas de Bildu a los Ayuntamientos y Juntas Generales de las tres provincias vascas, a los Ayuntamientos y al Parlamento Foral de Navarra y los Ayuntamientos de Burgos situados en el Condado de Treviño, así como una treintena de agrupaciones de electores.

La Abogacía del Estado tenía cerradas anoche sus dos demandas contra 258 listas de Bildu y contra unas 16 a 19 agrupaciones electorales sobre las que revisaba los últimos datos. Tenía previsto presentarlas probablemente hoy ante la Sala Especial del Supremo. Tanto la Abogacía como la Fiscalía han elaborado sus demandas contando con los informes de policía, Guardia Civil, Ertzaintza y Policía Foral navarra.

Más información
La Ertzaintza ve relación con Batasuna en miembros de 40 candidaturas
Impugnar a ciegas
Rubalcaba avala impugnar Bildu porque está en "la estrategia de ETA"
La Audiencia rechaza la recusación de Otegi contra la juez Murillo
El PP lanza mensajes confusos pero apoya al Gobierno mientras Rajoy guarda silencio
Bildu, decimocuarta marca de la izquierda 'abertzale'

Las demandas se fundamentan en que según dichos informes, el plan de ETA-Batasuna fue intentar en primer lugar la legalización de Sortu y posteriormente introducir candidatos independientes en las listas de EA, candidatos que en realidad son representantes de Batasuna. La impugnación de la totalidad de las listas de Bildu responde a que se trata de una operación de diseño estratégico de la izquierda abertzale ilegalizada que tiene el control de la ubicación de los candidatos.

En el caso de las agrupaciones electorales, apenas hay listas contaminadas según criterios de contaminación subjetiva. Los candidatos independientes no figuran en candidaturas de la antigua Batasuna ni en las de partidos ilegalizados; son candidatos limpios, no suficientemente contaminados para contaminar las listas, pero igualmente responde a la misma estrategia de la izquierda abertzale, según la documentación que acompaña a las demandas.

La fiscalía agotará el plazo y presentará dos demandas mañana, jueves. La principal, a cargo del fiscal jefe de lo Contencioso, Antonio Narváez, impugna todas las candidaturas de Bildu siguiendo los criterios del auto del Tribunal Supremo sobre Sortu, según el cual las candidaturas forman parte de un plan aprobado o concertado por ETA. El fiscal del Estado, Cándido Conde-Pumpido, ya advirtió que si Eusko Alkartasuna se metía en coaliciones con elementos de formaciones ilegalizadas corría el riesgo de ver anuladas sus candidaturas y quedarse fuera de las elecciones. La segunda demanda la presentará el fiscal del Supremo Fausto Cartagena contra una treintena de agrupaciones electorales que se presentan en Ayuntamientos muy pequeños en los que no está Bildu por falta de acuerdo en las listas entre EA, Alternatiba y dirigentes de la izquierda abertzale.

Entre los documentos en que se apoyarán las demandas de ilegalización figura uno denominado Herri Akordioa (Acuerdo Popular) que explica el sistema técnico de reparto de las candidaturas según los resultados obtenidos en las elecciones municipales de 2007. Fuentes fiscales pusieron como ejemplo que si en estas elecciones, a los votos de EA en Bilbao les correspondieran tres concejales, aplicando la Ley D'Hondt, a los representantes de Batasuna les corresponderían los dos primeros y el tercero a EA. Efectuando la comprobación sobre las listas de la coalición, se confirma que el número 3 es de EA y los números 1 y 2 son de Batasuna.

Las demandas contra la totalidad de las listas de Bildu son arriesgadas, pero también pretenden evitar lo sucedido con ANV, en que se impugnaron la mitad de las listas y el Tribunal Supremo vino a decir que si les hubieran pedido más, las hubieran anulado también.

Joaquín de Fuentes Bardají, abogado del Estado.
Joaquín de Fuentes Bardají, abogado del Estado.GORKA LEJARCEGI
Cuenta atrás para la coalición Bildu. Tras la presentación de sus listas, la Abogacía del Estado y la fiscalía ya preparan la impugnación. Cuentan con los informes de la Policía y de la Guardia Civil. Y ambos coinciden:  Eta ordenó crear Bildu.AGENCIA ATLASundefined

Fechas clave

- 28 de abril. Concluye el plazo para que la Abogacía y la Fiscalía General del Estado impugnen las listas de Bildu, la coalición integrada por Eusko Alkartasuna (EA), Alternatiba y candidatos independientes de la izquierda abertzale. La Abogacía presenta previsiblemente hoy dos demandas y la Fiscalía lo hará mañana.

- 30 de abril. La Sala 61 del Tribunal Supremo tiene 48 horas, según fija la Ley de Régimen Electoral General, para pronunciarse sobre la impugnación de las listas de Bildu. Es decir, que deberá pronunciarse al respecto antes de la medianoche del sábado, aunque la deliberación podría extenderse hasta la madrugada si se repite el mismo debate que se produjo sobre la inscripción de Sortu, con un resultado final de 9 a 7.

- 5 de mayo. La decisión del Supremo puede impugnarse ante el Tribunal Constitucional mediante un recurso de amparo electoral. Este tribunal tiene tres días para pronunciarse, por lo que deberá emitir un veredicto antes de que comience la campaña electoral, el día 6.

- 12 de mayo. La reciente reforma de la Ley Electoral permite que la Abogacía y la Fiscalía puedan impugnar las candidaturas proclamadas de Bildu hasta el 12 de mayo, aunque ya haya comenzado la campaña electoral.

- 15 de mayo. En el caso de que se produzca el supuesto anterior, el Tribunal Supremo tendrá hasta esa fecha para resolver.

- 20 de mayo. El Tribunal Constitucional deberá adoptar la decisión definitiva antes de que comience la jornada de reflexión, el 21.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS