Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Fotonoticia:

Las paredes erosionadas de Castellfollit de la Roca

Las paredes basálticas sobre las que se levanta Castellfollit de la Roca (Garrotxa) están sufriendo un proceso natural de erosión, aunque los vecinos del núcleo antiguo del pueblo, situado sobre la roca, pueden estar tranquilos: sus casas no corren peligro. El 30 de marzo, un desprendimiento de tierras ocasionado por las intensas lluvias se llevó parte de una de las puntas de la roca, de un kilómetro de largo y 60 metros de alto. En 1976 ocurrió el desprendimiento más grave y algunos vecinos se vieron obligados a trasladar sus casas. El alcalde, Moisés Coromines, ha reclamado más recursos para la preservación y conservación de la roca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de abril de 2011