Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

La ley del tabaco y la economía

Ante las continuas declaraciones de empresarios de hostelería manteniendo que la ley del tabaco ha causado importantes pérdidas de ventas, clientes y empleo hay que recordar los datos oficiales del Ministerio de Trabajo y del Instituto Nacional de Estadística que las desmienten completamente.

En términos de variación interanual a finales de marzo hay 5.172 afiliados más en el régimen general de la Seguridad Social (+0,57%) y 181 afiliados más en régimen de autónomos (+0,06%).

Por otra parte, los datos del INE sobre Actividad Económica del sector de hostelería revelan que de diciembre de 2009 a enero de 2010 (antes de la ley) la actividad cayó en un 13,91% mientras en 2011 ha caído un 14,1%. Esto viene a confirmar que la hostelería es una actividad estacional y que sus problemas son similares a los de otros sectores debido a la crisis económica y no a la regulación del tabaco.

La caída del consumo de tabaco en febrero ha sido del 26,3% y la recaudación interanual por impuestos ha caído un 9%. Sin embargo, ante la pregunta de qué pasaría en la economía si desapareciera el tabaco de la noche a la mañana la respuesta es clara y procede del Banco Mundial: nada. La razón es muy simple: el dinero que la gente no se gasta en tabaco no se evapora, se utiliza en otros bienes y servicios que generan más puestos de trabajo y más bienestar. Recordemos que las cinco enfermedades más frecuentemente causadas por el tabaco ocasionan el 8% del gasto sanitario a nivel nacional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de abril de 2011