Sanidad amplía la oferta de anticonceptivos

Dos productos de último generación recibirán financiación pública

Las mujeres tendrán acceso a nuevos fármacos para la contracepción a cargo de la sanidad pública. Se trata de dos anticonceptivos de última generación (una combinación de etinilestradiol y drospirenona) y un implante subcutáneo que contiene etonorgestrel.

La decisión se ha tomado esta mañana en la Comisión Interministerial de Precios de los Medicamentos. Según ha informado el Ministerio de Sanidad en una nota, "con esta decisión se cumple el mandato de la disposición adicional tercera" de la ley de salud sexual e interrupción del embarazo. La ley (que modificó las condiciones para abortar) establecía un plazo de un año —hasta el 4 de julio de 2011— "para incorporar nuevas presentaciones a la actual oferta de anticonceptivos financiados".

La ministra de Sanidad, Leire Pajín, incluyó esta medida en un paquete en el que también se legislaba sobre el abaratamiento de los preservativos o se facilitaba sin receta la píldora del día siguiente, todo ello destinado a mejorar la salud de las mujeres y a reducir el número de abortos (unos 100.000 al año, con un descenso por primera vez en 2009).

Para el presidente de la Sociedad Española de Contracepción, Ezequiel Pérez campos, esta es "una buena noticia", aunque explica que "no se trata de medicamentos realmente nuevos", porque ambos llevan alrededor de una década en el mercado, pero sí que son los primeros de su clase que se financian.

Con respecto al parche subcutáneo, Pérez Campos indica que ya había uno que se financiaba, pero que esto era solo en teoría, porque el fabricante había dejado de producirlo. "Este es solo para tres años y el otro era para cinco", matiza, pero cree que eso no es un inconveniente para que el producto "tenga buena aceptación".

Sobre la combinación de fármacos, el médico resalta que se trata de la misma composición que el anticonceptivo de última generación más usado, con la ventaja de que el precio decidido por Sanidad (6,34 euros al mes) es la tercera parte que el anterior.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS