Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

295 juristas critican el trato carcelario al soldado Manning

El militar es acusado de sustraer cables secretos de EE UU

El trato del Pentágono al soldado Bradley Manning, detenido y acusado de sustraer cables clasificados de redes informáticas militares que posteriormente publicó Wikileaks, es degradante e inhumano y se puede equiparar a tortura, según 295 abogados y profesores de derecho de las instituciones académicas más prestigiosas de EE UU.

Reputados expertos de universidades como Harvard, Yale o Princeton han criticado en una carta abierta, publicada en la revista The New York Review of Books, el hecho de que el presidente Barack Obama fuera profesor de Derecho Constitucional antes de entrar en política y aun así permita el confinamiento solitario de Manning desde su detención, en mayo.

Desde su traslado a una cárcel de máxima seguridad de Virginia, en julio, Manning pasa 23 horas en soledad en una celda de seis metros cuadrados; solo se le permite hacer ejercicio una hora; debe responder verbalmente al llamado de sus carceleros cada cinco minutos, y debe dormir ataviado solo con un babero con velcros. Dice la carta: "La suma de esas condiciones de las que se ha informado ampliamente supone una violación de la Octava Enmienda , que prohíbe el castigo cruel e inusual y de la Quinta Enmienda, que protege del castigo sin juicio previo. Si continúa, podría suponer una violación del estatuto criminal contra la tortura".

Entre los que firman la carta se halla el profesor Larry Tribe, profesor en Harvard que dio clases a Obama y a quien este eligió, ya como presidente, como asesor del Departamento de Justicia para facilitar el acceso a abogados de aquellas personas sin recursos. "El trato es inaceptable, porque supone una violación a su persona y a su libertad, sin otorgarle derecho a juicio justo, y porque aplica un castigo cruel e inusual de un modo en que no debería infligirse a alguien de forma constitucional, aunque ese alguien hubiera sido condenado por ofensas terribles, y menos aun en el supuesto de que solo hubiera sido acusado de esas mismas ofensas", asegura por correo electrónico.

Manning ha sido acusado de asistencia al enemigo, entre otros cargos, y espera fecha para que le juzgue una corte marcial, en la que el Ejército pedirá cadena perpetua. El pasado 29 de marzo, Reino Unido expresó formalmente su preocupación ante el Departamento de Estado por el trato a Manning. El soldado tiene doble nacionalidad, dado que su madre es galesa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de abril de 2011