Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bardem da el pelotazo en Hollywood

El actor protagonizará la adaptación de 'La torre oscura', la saga de Stephen King - El director Ron Howard la convertirá en tres películas y dos series de televisión

La carta lleva encima de la mesa desde diciembre, cuando el realizador Ron Howard le hizo a Javier Bardem una oferta casi imposible de rechazar: protagonizar el megaproyecto multimedia en el que va a convertir la saga literaria de Stephen King, La torre oscura. Y la confirmación ha llegado. Como aseguran esta semana diferentes fuentes en Hollywood, incluido el diario Los Angeles Times, "el proyecto de King consigue a Bardem". Por supuesto esto es Hollywood y quedan detalles por rematar, pero Roland Deschain, el último superviviente de una orden de pistoleros en el que recae la única esperanza de salvar a la humanidad en un mundo posapocalíptico, ya tiene quien le dé vida, y será Bardem.

Stephen King empezó su serie de siete novelas en 1982 y la remató dos décadas después. Para su protagonista se inspiró en Clint Eastwood, más en concreto en la imagen desaseada, ruda y con poncho y sombrero de "el hombre sin nombre" que interpretó en Por un puñado de dólares. Los productores se plantearon los nombres de Daniel Craig, Christian Bale o Viggo Mortensen. Sin embargo, Ron Howard tuvo claro desde que empezó a preparar el proyecto que Bardem era su hombre, especialmente tras verle en el papel que le dio el Oscar en No es país para viejos.

El realizador estadounidense se ha comprometido a dirigir el primer largometraje y el primer episodio de la primera serie de televisión de esta producción que en la industria ya comparan con El señor de los anillos en tamaño y posibilidades de negocio. La idea es transformar los siete libros de King, cuya venta ha superado los 30 millones de ejemplares en todo el mundo, en una saga de tres largometrajes unidos entre ellos por dos miniseries de televisión, la segunda de ellas una precuela. Además, La torre oscura se prolongará en videojuegos para todas las plataformas, y existe su versión en cómic en la que King es partícipe.

Howard juega en su terreno, rodeándose de aquellos que le hicieron ganar el Oscar con Una mente maravillosa. Por eso cuenta con Akiva Goldsman como guionista de las películas (y productor de la serie de televisión) y Brian Gazer como productor. Universal respalda en la gran pantalla las películas (en 2013 se estrenará la primera) y NBC (parte de Universal) en la televisión, y Bardem firmaría por la trilogía cinematográfica y por la primera de las series.

Otro ejemplo de este nuevo amor del español por la tele lo ha contado Ryan Murphy, creador de la serie Glee, que confirmó a EL PAÍS la participación en un capítulo de Bardem, que encarnará a una estrella de rock amiga de uno de los protagonistas. Una iniciativa que, según Murphy, partió del actor después de que ambos trabajaran juntos en Come, reza, ama y Bardem se viera todos los capítulos disponibles de la serie. Nada ha trascendido sobre el caché de Bardem en La torre oscura, pero seguramente convertirá al actor español en uno de los intérpretes mejor pagados de Hollywood. Howard iniciará la producción de La torre oscura en septiembre y con Bardem en sus filas ha comenzado a completar el reparto.

Con todos estos movimientos se borra cualquier posibilidad de que, como quería Stephen King, ferviente seguidor de Perdidos, J. J. Abrams capitaneara la adaptación: el escritor expresó su deseo en diferentes ocasiones pero nunca cuajó. King considera La torre oscura como su magna ópera, una saga que incorpora los géneros más diversos, desde la ciencia-ficción a la fantasía, el western o el terror, en una historia donde el protagonista emprende la búsqueda de esa torre oscura que da título a la obra. Los libros son punto de confluencia del resto de la obra de King y en ellos aparecen citas, lugares o personajes de otras novelas del maestro de la literatura contemporánea estadounidense y de su cultura popular.

La obra también bebe del trabajo de J. R. R. Tolkien, uno de los referentes de King, junto con las leyendas del rey Arturo y El bueno, el feo y el malo, aunque con una historia mucho más compleja en la que es fácil perderse. Aunque en lugar de la Tierra Media, La torre oscura de King tiene un tono más parecido a la rudeza del spaghetti western. Como declara su guionista, la adaptación de La torre oscura reflejará "una América alternativa, parte posapocalíptica y parte Sergio Leone".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de abril de 2011