Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:EL ACENTO

Zapatillas en el Coliseo

El empresario Diego della Valle, dueño de la empresa de zapatos Tod's, ha obtenido la exclusiva mundial de la imagen del Coliseo de Roma tras comprometerse a invertir los 25 millones de euros que costará la restauración del anfiteatro romano del siglo I. Durante los próximos 15 años tendrá en sus manos las decisiones de cuanto tenga que ver con la proyección visual de uno de los monumentos históricos más célebres del mundo. Volkswagen tenía previsto presentar allí un nuevo modelo de automóvil. No ha tenido más remedio que pasar por Tod's para pagar las tasas correspondientes.

En épocas de crisis, las partidas destinadas a la conservación del patrimonio histórico suelen ser de las primeras en caer de los presupuestos de los distintos Gobiernos. Antes de que arrastren en su caída a los propios monumentos, no parece mala fórmula recurrir a la colaboración de empresas privadas. Todo dependerá, en definitiva, de cómo se establezcan las reglas de juego. Y en la Italia de Il Cavaliere, la privatización del Coliseo ha despertado las inevitables suspicacias.

Hubo un concurso oficial, pero fue declarado desierto. Poco después, y a toda velocidad, Della Valle se hizo con el contrato. El empresario estuvo muy próximo a Berlusconi cuando este empezaba su carrera política, luego se distanció y ahora ha recuperado la vieja complicidad. Invertirá 25 millones en restaurar el anfiteatro, pero tal como ha calculado el sindicato UIL, muy activo en asuntos de patrimonio histórico, la explotación de la imagen del Coliseo durante 15 años generará a Tod's unos 200 millones de euros. No es mal negocio.

Otro asunto es cómo vaya a hacerlo. Para poner en valor el patrimonio cultural, Berlusconi contrató hace un tiempo al ex consejero delegado de McDonald's Italia. Hay que tener olfato comercial, y sentido del espectáculo, para sacarle partido a tantas ruinas. Esa debe de ser la idea. Que nadie vaya a extrañarse, pues, cuando dentro de poco la imagen de Tod's reine por doquier en el Coliseo, y que incluso esos soldados romanos que pululan por ahí para fotografiarse con los turistas, no solo lleven cascos, corazas, escudos y sus características falditas, sino también unas vistosas y flamantes zapatillas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de abril de 2011