Análisis:EL ACENTO
Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

La 'kompa' a la presidencia

Una pobreza extrema y el descreimiento de la política obligan a veces a repensar el mundo. La opinión de la gente de Haití, la isla asolada por un terremoto en enero de 2010 que causó 215.000 muertos y cientos de miles de damnificados, ha dicho "¡basta ya!" eligiendo presidente a un cantante de kompa, aire local emparentado con el reggae antillano.

Michel Martelly, de 50 años, cabeza rapada -porque casi ya no tiene pelo- y una auténtica estrella popular en su país, ha derrotado a la candidata oficial, Mirlande Manigat, exprimera dama que quizá pensaba que las presidencias eran dinásticas y que solo era necesario presentarse para ganarlas sin ningún problema.

El pueblo que proclamó a finales del siglo XVIII la primera independencia de Sudamérica y el Caribe parece sentirse animado por la convicción de que es posible volver a empezar, porque casi nada de lo que se ha hecho en más de dos siglos merece ser conservado. Una sociedad en ruinas, no solo en lo material, sino en la destrucción de la esperanza en la que la han sumido Gobiernos, tanto dictatoriales -Papá y Baby Doc de los años cincuenta a los ochenta- como democráticos pero ineptos e incapaces de combatir sino de practicar la corrupción, ha decidido que ha tocado fondo.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Martelly inicia su mandato partiendo de un prejuicio favorable. Los poderes electorales pretendieron escamotearle la posibilidad de victoria rebajando sus resultados en la primera vuelta del pasado 20 de marzo, pero una asonada popular les obligó a reconocer que bien se había ganado el derecho de pasar a segunda vuelta, donde ha barrido a la señora Manigat con cerca del 70% de sufragios.

El artista, aunque de procedencia acomodada, ha sido obrero de la construcción en Miami y le ha tocado desempeñar los más variados oficios hasta que en los años ochenta la música lo hizo suyo. Pero es cualquier cosa menos una fiera de la izquierda. Martelly no oculta que entre sus amistades hay personajes del pasado dictatorial y hasta militares golpistas. Eso no impide, sin embargo, que en esta vuelta de tuerca de la historia haitiana represente una luz de esperanza.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS