Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El candidato del PP en Arzúa intentó sobornar al alcalde nacionalista

El también director de la radio local ofreció información favorable por más sueldo

"La dirección de Radio Arzúa atenderá cualquier sugerencia, orden o función que el alcalde le designe". En este punto, el número nueve, de un documento al que ha tenido acceso EL PAÍS, se resume el intento de soborno al alcalde de la localidad efectuado por el director de la emisora, Armando Cascón. El objetivo de Cascón, enunciado en el mismo texto, consistía en que el Ayuntamiento, del que el locutor es funcionario, "conceda al director de la radio un sueldo líquido de 1.500 euros al mes (14 pagas) incluidas las correspondientes pagas extraordinarias". El regidor de Arzúa, el nacionalista Xoaquín García Couso, no accedió a las pretensiones que Cascón le comunicó por escrito en agosto de 2009. El pasado mes de marzo, el responsable de Radio Arzúa fue nombrado candidato a la alcadía por el Partido Popular.

Prometía llevar a la portada todas las notas del Gobierno y relegar a la oposición

El regidor del BNG desoyó la propuesta de Armando Cascón

El salario actual de Armando Cascón asciende a 1.031 euros líquidos. Para convencer al alcalde de su necesidad de cobrar 469 euros más al mes, redactó un contrato dividido en dos partes, Compromisos adquiridos pola dirección de Radio Arzúa (una decena) y Compromisos adquiridos polo alcalde (dos). Las tareas que se autoencomendaba el director de la emisora, en el caso de que García Couso hubiese aceptado subirle el sueldo y "mantener el 50% del incentivo de publicidad por su gestión (7,5%)", conforman un manual de manipulación informativa. "Se cubrirán todos los plenos", comienza el documento justo después de ratificar que los incentivos por publicidad por él percibidos -un 15% de cada anuncio- serán compartidos con el auxiliar de la radio.

"Se cubrirán todos aquellos actos institucionales que se desarrollen, incluso en los fines de semana", continúa el papel, en el que Cascón aclara: "Inauguraciones o cualquier otro acontecimiento institucional que requiera de los servicios de la radio". Pero el corazón de la propuesta del ahora candidato de los populares en Arzúa comienza en el punto cuatro de la misma, cuando comienza a teorizar sobre el tratamiento radiofónico de las notas de prensa. "Todas las notas de prensa que lleguen desde el gabinete del prensa de la alcaldía serán portadas de todos los informativos y serán emitidas íntegramente con derecho a entrevista", expone.

A los grupos de la oposición, que en la actualidad son dos, PP y Partido Socialista, les esperaría, de haber aceptado el alcalde el trato, una travesía por el desierto informativo: "Todas las notas que nos lleguen desde la oposición quedarán para el final del informativo y se les aplicará un tratamiento específico. Entre ellos serán abreviados y se insertarán dos cortes, uno del grupo que envía la noticia y el otro, al final, del alcalde o de un miembro del grupo de gobierno para contestar. Las declaraciones o cortes del alcalde o grupo de gobierno serán más largas. Antes de grabar las declaraciones del alcalde se le enseñarán las de los grupos políticos".

No solo eso. La alcaldía podría, según el acuerdo propuesto por Armando Cascón, controlar de cerca la información que fuese a emitir Radio Arzúa, tuviese o no que ver con ella. "Todas las notas de prensa que nos lleguen desde cualquier grupo político serán enviadas a la alcadía", reza el punto seis, "así como aquellas noticias de asociaciones o colectivos vecinales que tengan como contenido asuntos relacionados con el Ayuntamiento". Además, en los informativos radiofónicos locales, muy seguidos en la villa coruñesa, "no se tratarán asuntos de carácter regional ni se entrevistará a ningún miembro de cualquier otro gobierno que no sea el de Arzúa. De hacerlo, será única y exclusivamente con el beneplácito del alcalde y con las condiciones que él imponga". Armando Cascón, a cambio de 500 euros mensuales más, también sometía la emisora de propiedad municipal a la voluntad del equipo de gobierno: "Cualquier miembro del Ejecutivo arzuano (alcalde y concejales del grupo de gobierno) serán entrevistados cuando el alcalde quiera". El regidor del BNG, Xoaquín García Couso, rechazó las pretensiones de Cascón. Este encabeza ahora la lista del PP a la alcaldía.

Este periódico intentó ayer sin éxito ponerse en contacto con Armando Cascón para que explicase su versión.

Mensajes insultantes

Radio Arzúa fue creada en 1995 por el anterior alcalde, Manuel Moscoso, del PP. Armando Cascón, delegado sindical por UGT y desde comienzos de marzo candidato de ese partido a la alcaldía, ostentó la dirección de la emisora desde los inicios. Antes de que Moscoso abandonase el cargo, derrotado en 2003 por una coalición entre socialistas y BNG, Cascón pasó a integrarse en la plantilla de trabajadores municipales como director de la radio. Los nacionalistas ganaron, en los comicios de 2007, la corporación municipal con mayoría absoluta y bajo el liderazgo de Xoaquín García Couso. Es en este contexto en el que el locutor y director de Radio Arzúa remite su propuesta de información favorable a cambio de una subida de sueldo de casi el 50%. Era agosto de 2009. El alcalde rehusó el pacto

Cuando, meses después, el actual equipo de gobierno comenzó a elaborar la relación de puestos de trabajo (RTP) renovada, Cascón alegó a la misma exigiendo una subida salarial de 660 euros, lo que, según sus estimaciones, dejaría el dinero líquido percibido mensualmente en 1.500 euros. El Ayuntamiento descartó de nuevo la operación. El ahora candidato del PP no se lo tomó bien y remitió una serie de mensajes telefónicos insultantes al regidor Xoaquín García Couso, que el pasado 22 de marzo presentó una denuncia por los hechos.

Entre tanto, el Gobierno local decidió apartar temporalmente a Armando Cascón de su puesto de trabajo a causa de "un patente y manifiesto conflicto de intereses en relación con la situación personal y profesional" del director de la emisora y aspirante a alcalde. Cascón se ha querellado contra el decreto de su traslado laboral en el Juzgado de Primera Instancia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de abril de 2011

Más información