Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EA ultima con Alternatiba su coalición soberanista para el 22-M

Los máximos dirigentes de EA y Alternatiba, Pello Urizar y Oskar Matute, respectivamente, se reúnen hoy en Bilbao para definir los pormenores de una posible coalición electoral "soberanista y progresista" con la que concurrir a los comicios municipales y forales del 22 de mayo. El pacto está abierto a la posibilidad de incluir como independientes a miembros de la izquierda abertzale si finalmente Sortu no puede estar en las urnas.

Urizar y Matute se reunirán en la sede de EA en Bilbao, según avanzó ayer esta formación, para analizar los pasos a dar para constituir un "sujeto electoral" independentista. La coalición concurrirá a los comicios bajo la denominación de Bildu, aunque el nombre de la marca no se ha hecho público aún. Ambos partidos convocarán el sábado a sus respectivas asambleas nacionales, como máximos órganos entre congresos, con la estrategia electoral conjunta como punto en el orden del día.

EA y Alternatiba ya firmaron con la izquierda abertzale el pasado 16 de enero el acuerdo Euskal Herria Ezkerretik, cuyo objetivo consiste en propiciar el cambio político y social en el País Vasco. Urizar recalcó ayer, sin embargo, que no existe un acuerdo electoral a tres bandas e insistió en que la antigua Batasuna debería estar en las elecciones "con su propia marca, que es Sortu".

Acto conjunto

Durante una entrevista en Radio Popular, el líder de EA recalcó ayer que tiene claro que su formación va a actuar "dentro de la legalidad en todo momento". "Llevamos 25 años siendo defensores de todos los derechos tanto políticos como civiles, pero sobre todo de los humanos, vengan de donde vengan las vulneraciones", manifestó, antes de garantizar que su partido seguirá "trabajando por la libertad del pueblo vasco, teniendo en cuenta que eso incomoda a algunos".

EA, Alternatiba y la izquierda abertzale, por otro lado, escenificarán su sintonía el próximo viernes frente al Ayuntamiento de Bilbao, donde llevarán a cabo un homenaje a la Ikurriña. El acto, "político" y no electoral según sus organizadores, pretende impulsar "un cambio de ciclo", también en el gobierno municipal, que ponga fin a la "españolización".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de marzo de 2011