La BBK consigue la 'fusión fría' a tres

La apuesta de Mario Fernández obliga a rectificar al PNV, contrario al acuerdo por su defensa de Kutxa, que pretendía esperar un año para mejorar su posición

Las tres cajas vascas (BBK, Kutxa y Vital) confirmaron ayer su acuerdo para iniciar un proceso de fusión fría, que contempla la creación de una marca bancaria aún sin determinar, y que, sobre todo, desbloquea una salida financiera a la que se oponía el PNV en defensa de los intereses de la entidad guipuzcoana. El compromiso, sin embargo, no se reduce a una simple unión sino que contempla en su espíritu "una clara ambición", que supera el perfil asociado hasta ahora a este tipo de fusiones. "No se acerca a la fórmula de La Caixa, pero se será ambicioso en la apuesta industrial, por ejemplo", admitieron anoche fuentes conocedoras de las negociaciones.

Para llegar a este ansiado acuerdo, ya comunicado como hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores a las 20.25 horas de ayer, fue determinante que en la asamblea general de BBK, el pasado 11 de marzo, su presidente, Mario Fernández, lanzara un discurso inequívoco sobre la conveniencia de la fusión para que el PNV -partido del que es simpatizante- haya rectificado su postura, volcada hasta ahora a una fusión caliente que se antojaba políticamente inaccesible.

El compromiso contempla "una apuesta ambiciosa" y no la simple unión
Más información
El Gobierno vasco ve más cerca la fusión total

En realidad, Fernández había llegado a un acuerdo hace meses con el presidente de Vital, el socialista Carlos Zapatero, para alcanzar una fusión fría a dos entre ambas cajas, pero cuando se disponía a la firma vio con desagrado cómo Joseba Egibar, líder del PNV de Guipúzcoa, conseguía abortar el acuerdo. Egibar impuso su voluntad al propio Iñigo Urkullu, partidario de las tesis de Mario Fernández, y permitió que Iñaki Gerenabarrena, vicepresidente de Vital y máximo responsable del PNV alavés, hiciera saber que no había mayoría suficiente en el consejo de administración de esta caja para garantizar el apoyo a la fusión con BBK.

Superado el disgusto, Fernández esperó a la asamblea general de BBK -la primera tras la adquisición de CajaSur- para lanzar un mensaje contundente en el que aseguró que se trataba de un proyecto vigente y que debía entenderse "como una parte de la estrategia de integración de las tres cajas, que es en lo que está este Consejo de Administración". El mensaje fue captado de inmediato por el PNV, que no dudó en secundar las directrices de Fernández, mientras era acosado por el resto de los partidos mayoritarios hasta que se ha visto obligado a encajar el cambio de postura. El propio lehendakari, Patxi López, fue informado ayer por la tarde del acuerdo alcanzado la noche anterior.

Seis años después de que los entonces presidentes Xabier de Irala, Carlos Etxepare y Gregorio Rojo pusieran la primera piedra de la fusión, aunque integral, y también después de dos intentos fallidos más -BBK-Kutxa y BBK-Vital- las cajas comunicaron confirmaron que sus actuales presidentes habían alcanzado un acuerdo sobre las bases de un proceso de integración, mediante el ejercicio de la actividad financiera a través de una licencia bancaria, con mantenimiento de la personalidad y órganos las tres cajas".

Las últimas horas han sido vitales para superar esa situación, y sobre todo para vencer la resistencia de la entidad guipuzcoana que quería esperar al menos un año para reforzar su posición después de varios ejercicios en los que la operación del Banco de Madrid y la exposición al ladrillo, han mermado sustancialmente su crecimiento con importantes dotaciones, según fuentes conocedoras de las negociaciones.

De izquierda a derecha, el presidente de Kutxa, Xavier Iturbe, el de BBK, Mario Fernández, y el de Caja Vital, Carlos Zapatero, en un encuentro el pasado enero en Bilbao.
De izquierda a derecha, el presidente de Kutxa, Xavier Iturbe, el de BBK, Mario Fernández, y el de Caja Vital, Carlos Zapatero, en un encuentro el pasado enero en Bilbao.TXETXU BERRUEZO

El Banco Vasco, más cerca que nunca

El Banco Vasco se halla más cerca que nunca de convertirse en una realidad. El anhelo de 30 años de nacionalismo va a terminar materializándose, curiosamente muy a pesar del ala más soberanista del PNV, aunque también es cierto que no va a ser, ni de lejos, como en un principio se imaginó.

El nuevo banco que van a alumbrar las tres cajas de ahorro será el que gestione los activos financieros de BBK, Kutxa y Vital. No será una entidad pública con capacidad regulatoria como quisieron los nacionalistas. De hecho, la Dirección de Patrimonio y Contratación del Departamento de Hacienda tenía registrados ya en Internet tres dominios con los nombres EuskalBank.net, EuskalBank.org y EuskalBank.info. No pudo hacer lo mismo con EuskalBank.com, registrado por Bankinter, propietaria del mismo desde el 20 de septiembre de 1999.

Este banco nace además con el consenso de casi todas las fuerzas políticas. El lehendakari, Patxi López, y el consejero de Hacienda, Carlos Aguirre, recibirán mañana en Ajuria Enea a los presidentes de las tres cajas, en un gesto de apoyo al paso que oficializaron ayer mismo. Apoyo y aliento, porque ahora les queda la tarea de evaluar los activos de cada entidad y definir cómo quedará el futuro Consejo de Administración.

Con todo, no empiezan de cero. Si las negociaciones entre BBK y Vital llegaron a fijar que el presidente del nuevo banco sería Mario Fernández y Carlos Zapatero ocuparía la vicepresidencia, ahora posiblemente se establecerán dos vicepresidencias. Las comisiones técnicas se encuentran ya trabajando para cerrar el acuerdo definitivo lo antes posible.

Satisfacción

- Gobierno vasco. El Ejecutivo acogió con satisfacción el acuerdo de las cajas ya que, además de contar con "amplio consenso", va a permitir a BBK, Kutxa y Vital "fortalecer su eficiencia" y, por lo tanto, su"contribución" al desarrollo y bienestar de la sociedad vasca

- PSE. José Antonio Pastor ha mostrado su satisfacción por el "gran acuerdo" alcanzado por las tres cajas vascas, que evidencia que es posible lograrlo "en tiempo récord" cuando se deja trabajar a sus presidentes "con criterios profesionales y sin interferencias".

Confebask La patronal lo considera "positivo" para "hacer algo en común" y que sirva para "fortalecer" su estructura.

Sobre la firma

Pedro Gorospe

Corresponsal en el País Vasco cubre la actualidad política, social y económica. Licenciado en Ciencias de la Información por la UPV-EHU, perteneció a las redacciones de la nueva Gaceta del Norte, Deia, Gaur Express y como productor la televisión pública vasca EITB antes de llegar a EL PAÍS. Es autor del libro El inconformismo de Koldo Saratxaga.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS