Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:RAMÓN LUIS VALCÁRCEL | Vicepresidente del Comité de Regiones de Europa

"Los ciudadanos no se sienten identificados con la Unión Europea"

El vicepresidente del Comité de Regiones de la UE y presidente de Murcia desde 1995, el popular Ramón Luis Valcárcel, participó ayer en la quinta Cumbre sobre la Subsidiariedad, que se celebró en la sede de la Universidad de Deusto de Bilbao y que reunió a representantes regionales y municipales de toda Europa.

Pregunta. ¿Conoce el ciudadano cómo trabajan las instituciones europeas?

Respuesta. Tenemos que darnos a conocer. Nos reunimos, sabemos de lo que hablamos, todos nos conocemos perfectamente, pero la gente no sabe de lo que hablamos. Hay que generar un engranaje para que expliquemos las cosas con claridad y necesitamos a los periodistas como cajas de resonancia para llegar al público. Si no facilitamos a los medios el trabajo, estos son los primeros que tienen dificultades para transmitir los mensajes. La Unión Europea no ha alcanzado su meta. Se ha avanzado, pero la UE no es algo que el ciudadano conviva a diario con naturalidad y familiaridad y, probablemente, tampoco se sienta identificado con ella.

"Es necesario simplificar tanta burocracia inmensa y contradictoria"

P. ¿Considera la gente que hay demasiadas instituciones?

R. Participo de esa idea. Una de las cosas que hay que hacer es simplificar tanta burocracia y, sobre todo, unificar tanto criterio dentro de estos parlamentos. Hay que simplificar a los ciudadanos tanta normativa. Hay leyes que, a veces, se contradicen, incluso dentro de una misma nación. Lo ideal sería, y en ello estamos dentro del Comité de Regiones, la simplificación de esta burocracia inmensa y contradictoria en las naciones.

P. ¿Se cumple el principio de subsidiariedad?

R. No cabe duda de que todo es mejorable, pero creo que sí. Sostengo que la subsidiariedad y la solidaridad dan sentido y contenido a la UE. Se ha avanzado. Ahora se deben reforzar estos mecanismos y fortalecer los poderes locales y regionales de Europa con el fin de que el efecto sea más directo desde el que emana, hasta el que percibe el beneficio inmediato.

P. Solidaridad y subsidiariedad. ¿Por qué estos conceptos?

R. El Comité de las Regiones ha pretendido reforzar los mecanismos de proximidad ciudadana. El Tratado de Lisboa define de forma impecable lo que ha de ser una política a partir de la gobernanza, que es el código de las buenas prácticas del político. En este código se dan cita los principios de subsidiariedad y solidaridad. Una vez que se tienen en el envoltorio esos dos elementos, es cuando se produce la aproximación entre el político y el ciudadano. Hasta ahora, Europa se ha concebido como algo muy lejano. Parece que todo era un debate entre los Gobiernos nacionales y la Comisión Europea, que se asemejaba a un sanedrín con unos faraones que nadie veía. Lo que pretendemos en el Comité de las Regiones es meternos en ese gran envase que es la gobernanza. Cuestionar muchas veces estos fenómenos lejanos es lo que nos ha hecho reflexionar y adoptar medidas para que Europa, lejos de ser ajena al ciudadano, se centre en él.

P. ¿Qué papel desempeñan los Parlamentos regionales dentro de la UE?

R. El Parlamento europeo es solo la cúspide. El mundo globalizado, lejos de ser un hándicap para las asambleas regionales, es más bien un atractivo. He tenido la oportunidad de contactar con Parlamentos con capacidad legislativa, como los alemanes, o con otros que no la tienen, como los húngaros. Esa globalización consigue que el húngaro vea en el alemán que su capacidad de autonomía está limitada. Con la globalización disponemos de un escenario común en el que desenvolvernos: la UE.

P. ¿La decisión de involucrarse en el conflicto de Libia ha llegado a tiempo?

R. Ha llegado. Esa es la cuestión. Sé que ha habido muchas críticas; parece que Europa ha pensado demasiado. También parecía que la revolución popular iba a derrocar, en un principio, al dictador Gadafi. Europa veía con simpatía los acontecimientos, pero hubo un revés de pronto, cuando las tropas de Gadafi actúan contra los rebeldes. En ese momento, Europa tiene que tomar decisiones. Y las toma. ¿Quizá se ha producido un paréntesis que nunca debía haber llegado? No lo sé. Si le preguntas a un libio que esté esperando la ayuda internacional, seguro que dirá que ésta ha llegado tarde. No en vano, hay centenares de muertos. Los mecanismos internacionales tienen que funcionar de una manera organizada y coordinada. Si no, todo se convierte en una absurda y estéril anarquía.

Ramón Luis Valcárcel

Ramón Luis Valcárcel (Murcia, 1954) es presidente de la Comunidad Autónoma de Murcia desde 1995 por el Partido Popular. Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Murcia, fue profesor de Historia del Arte en el colegio Ruiz Mendoza de su ciudad natal. Es vicepresidente del Comité de las Regiones de la Unión Europea desde febrero de 2010 y ejercerá la presidencia de este órgano a partir del próximo año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de marzo de 2011

Más información