Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El coste laboral en Alemania crece el doble que en España

El salario medio se sitúa en 1.992 euros al mes

Alemania predica en Europa moderación salarial. La canciller Angela Merkel la ha reclamado para dar luz verde a la ampliación del fondo de rescate europeo y, en definitiva, al Pacto por el Euro. Pero en el último trimestre de 2010, los ejemplos más claros de esta política hay que buscarlos en otros países: en Letonia o en Malta, donde el coste laboral por hora para las empresas creció un 0,3% o en España, donde aumentó un 0,7%. En el mismo periodo de tiempo, según la oficina europea de estadísticas, Eurostat, el incremento en Alemania ha sido del 1,5%, todavía una décima por debajo de la media de la eurozona.

No se puede hablar de moderación salarial en Grecia o Hungría o Irlanda, donde la hora trabajada se abarató un 6,5% y 2,3%, respectivamente. Tampoco en Bulgaria y Rumanía, con aumentos del 7,6% y el 5,4%.

Alemania quiere desvincular la evolución de los precios y los salarios y ligar estos últimos a la productividad. Para ello proponen acabar con las cláusulas de salvaguarda, extendidas en países como Bélgica o España y que evitan la pérdida de poder adquisitivo de los asalariados. Esta propuesta ha marcado el debate en la Unión Europea. También lo ha hecho en España. No obstante, estos datos muestran que, al menos a finales de año, los sueldos y el IPC en España no fueron de la mano. Los precios acabaron 2010 subiendo un 3%. Entretanto, en Alemania crecían un 1,9%.

La encuesta trimestral de coste laboral (ETCL) publicada ayer por el Instituto Nacional de Estadística va en la misma línea. En el último trimestre del año pasado, cada trabajador suponía un desembolso medio de 2.642,17 euros al mes, un 0,3% menos que en el mismo periodo del año anterior. Este es el segundo retroceso desde que en 2000 comenzó a elaborarse esta estadística, la primera fue en el trimestre anterior.

El recorte se debe exclusivamente a la caída de costes no salariales (cotizaciones o atrasos), pues el sueldo medio se situó en 1.992,9 euros, lo mismo que en el último trimestre de 2010.

El descenso de los costes laborales mensuales no se traduce en un comportamiento similar en el precio de la hora trabajada (20,2 euros), al fin y al cabo en este cociente también hay que contabilizar el recorte en la jornada laboral. El precio de la hora trabajada sube el 1,1%. La diferencia entre los datos del INE y de Eurostat para España se debe a que este último indicador se elabora con los datos provisionales de la ECTL.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de marzo de 2011