Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La falta de cursos obstaculiza las ayudas a desempleados que no cobran prestación

La Consellería de Traballo solo ofrece 105 plazas para recibir formación

De los 426 euros para desempleados que agotaron la prestación, el denominado Prodi, se ha pasado desde el 16 de febrero a los 400 que tramitan los servicios autonómicos de empleo. Para recibirlos, los parados deben acogerse a políticas activas de empleo, pero la raquítica oferta de cursos de la Consellería de Traballo está obstaculizando su tramitación. A fecha de ayer, la Xunta sólo ofrecía siete cursos, que suman apenas un centenar de plazas, lo que está dificultando la consecución de unas ayudas especialmente urgentes, dada la situación de sus beneficiarios.

La alternativa a los cursos para poder acceder a los 400 euros que sustituyen al Prodi (Programa Temporal de Protección por Desempleo e Inserción) consiste en "itinerarios de inserción", que por el retraso de la consellería apenas podrán incluir de momento la formación de los desempleados. De acuerdo con la información colgada en la web del departamento de Beatriz Mato, la oferta formativa se reduce a dos cursos en Vigo (conductor de vehículos ligeros y de autobús), dos en A Coruña (gestor de entidades no lucrativas y de comunicación de eventos), y uno en Ourense, Lugo y Ames (atención a dependientes, peluquero y electricista, respectivamente). Cada uno de ellos ofrece 15 plazas, por lo que suman un total de 105. Fuentes de Traballo atribuyeron la escasa oferta al retraso en la convocatoria de los cursos para 2011, que deberán concluir antes de noviembre del presente año. En cualquier caso, las mismas fuentes aseguraron que se aprobarán "de forma escalonada" y que algunos de ellos, "de forma inminente".

La Xunta alega que otras políticas activas también dan derecho a la paga

La realización de cursos no es el único método para prolongar las ayudas a los desempleados que han agotado la prestación, a los que se les abre un itinerario de inserción con otras actividades de políticas activas de empleo distintas de la formación. La Xunta, pese a todo, matiza que la resolución y el pago no depende de la consellería, sino del Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe). Para poder entrar en los itinerarios de inserción abiertos en las oficinas de Traballo, el parado "deberá dirigirse al Sepe, que es el organismo que tiene que resolver si esta persona puede entrar o no de forma efectiva en el programa de recualificación profesional", precisa la consellería.

Las solicitudes, continúa la Consellería de Traballo, se remiten al servicio estatal, que tiene un plazo determinado de días para resolver. Si lo hace de forma positiva, se le notifica al servicio de empleo de Galicia, "que automáticamente procede a incluir al desempleado en una política activa de empleo".

Pese al retraso de los cursos formativos, la Xunta asegura que "tiene ya preparadas todas las instrucciones necesarias para redireccionar a distintas políticas de forma inmediata". Esas actuaciones añade, "no tienen que ser necesariamente un curso de formación, sino que puede ser cualquier otra política activa de empleo que se entienda adecuada para mejorar la empleabilidad de esa persona".

El programa que sustituye al Prodi estará en vigor hasta un máximo de seis meses, y sus principales destinatarios serán los colectivos más golpeados por la crisis, como los parados de larga duración, los jóvenes y los mayores de 45 años. Para cobrar la ayuda es necesario haber agotado la prestación por desempleo y no tener derecho a ningún subsidio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de marzo de 2011