Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:EMELINA FERNÁNDEZ SORIANO | Miembro del Consejo Audiovisual de Andalucía

"Con buen pie no hemos empezado"

Profesora en la Facultad de Ciencias de la Comunicación de Málaga, la socialista Emelina Fernández Soriano (Almería, 1950) ha dejado el Senado para presidir el Consejo Audiovisual.

Pregunta. Ha salido propuesta presidenta solo con el apoyo de la mayoría del Consejo. ¿Cómo va a salir de este embrollo, teniendo en cuenta que hay dos bloques diferenciados?

Respuesta. Para mí no son dos bloques. Hay siete consejeros que han tomado la iniciativa de hacer un pleno extraordinario, dado que ha habido dos intentos fallidos por la ausencia de cuatro consejeros propuestos por el PP. Al ausentarse de dos reuniones consecutivas, nos pareció que la paralización de la institución no era permisible. Se ha buscado una vía legal alternativa, que permite que la mayoría absoluta convoque un pleno extraordinario. Y así ha sucedido, con todas las garantías jurídicas. No hay ninguna razón para quedarnos paralizados a la espera de no se sabe qué.

"Hoy no es pensable suprimir la publicidad en Canal Sur"

P. El PP está a la espera de una vicepresidencia.

R. En el Consejo no nos han dicho eso. No se produce una situación en que digan 'nosotros nos sentamos si nos dais esto'. Y no me vale un recorte de prensa como documento, ni unas declaraciones de alguien. Se ha dicho que había que llegar a acuerdos y esos acuerdos le corresponden al Parlamento.

P. Reconocerá que ha empezado con muy mal pie.

R. Con buen pie no ha empezado, pero tengo la esperanza de que esto se arregle. Son cinco años en que tenemos que estar trabajando juntos. Todos somos conscientes de que este es un organismo importante para consolidar la democracia y la convivencia. Los medios de comunicación forman una parte esencial de la vida de los ciudadanos. Tenemos que velar por que lo que se transmite por los medios de comunicación fomente la igualdad, el respeto a los valores constitucionales y de convivencia. Me parece tan importante la labor que tienen los consejos audiovisuales, que tenemos que ser lo suficientemente sensatos para que se desbloquee una situación que no tiene ningún sentido.

P. ¿El Gobierno la va a nombrar el martes, sabiendo que el PP ha recurrido su elección?

R. No veo ningún impedimento legal para que así sea. Será el martes o cuando el Consejo de Gobierno lo estime oportuno.

P. ¿Va a proponer a los partidos que cambien la ley?

R. No me compete plantearles al PP o al PSOE que cambien una ley. Pero si deciden cambiar la ley se puede hacer no solo para que haya una vicepresidencia, sino también para adaptarla a la Ley General del Audiovisual que acaban de aprobar las Cortes. Pero eso es el poder legislativo. A veces parece que hay que dar una pequeña lección básica de democracia: el poder legislativo es el que tiene la capacidad y el consejo no tiene la capacidad de pedirlo. No la tenemos aunque podríamos hacer un informe de situación.

P. ¿Cuál es su opinión sobre el pluralismo en Canal Sur?

R. Creo que el modelo que está siguiendo Canal Sur es el que se aprobó en Televisión Española, un modelo de desgubernamentalización de la televisión pública. El director general ha sido nombrado por el Parlamento por una mayoría cualificada. Canal Sur es uno de los ejemplos de lo que se debe hacer. Haga un repaso de las televisiones locales, ¿qué ventaja tiene hacer programas donde eludas a la mitad de la población? No tiene sentido social.

P. ¿Apoya la supresión de la publicidad en Canal Sur?

R. En una situación económica donde hubiera una abundancia, yo apostaría por una televisión sin publicidad como la BBC, pero es que la BBC tiene un canon de casi 200 euros ¿Quién paga 200 euros en España para ver la televisión? Hoy eso no es pensable.

P. ¿Cuáles son sus objetivos para el Consejo?

R. Mi primer objetivo sería que pudiera hablarse de un servicio de calidad en todas las televisiones y radios de Andalucía y que fuéramos pioneros en esa materia, en la calidad y en la veracidad. El segundo es la autorregulación, es decir, no tener que recurrir a la sanción, no quisiera que el Consejo tuviera que recurrir a la sanción por reiteración de una falta; y después, que el Consejo tenga el suficiente prestigio como para que lo que emane de él sea considerado un documento de valía para las televisiones, para los operadores, para las universidades y para cualquier estudioso de la materia.

P. Pues le queda un trabajo ingente. En una nota, los consejeros del PP decían que el Consejo era caótico y sectario.

R. No soy capaz de medir el desprestigio o no de este organismo, pero los consejos audiovisuales en general no están para nada desprestigiados, son respetados y espero que este lo sea también. Es verdad que el principio ha sido confuso, sí ha habido algunas desavenencias en el pasado en cuanto al funcionamiento, pero eso se arregla. Las normas están para cumplirlas.

P. Sí, pero si el PP quiere convertir el Consejo Audiovisual en una cancha política, pues lo va a tener muy difícil.

R. El PP ha accedido a pactar la composición del consejo. Si después ha habido una situación discrepante por razones que a mí se me escapan, creo que eso se puede retomar. Ellos tenían en la mano la capacidad de bloquearlo con no nombrar a los consejeros, no apoyarlo y no votarlo. A mí me han votado todos los parlamentarios, también el PP, por lo que apelo a su responsabilidad para salir de esta situación. La capacidad de legislar la tiene el Parlamento, y en cuanto a las competencias del Consejo espero llegar a un acuerdo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de marzo de 2011