Reportaje:

Matt Damon se 'divorcia' de Obama

El actor está decepcionado con el presidente al que apoyó en la campaña

Matt Damon rompe los clichés en Hollywood. Estudió en Harvard, le interesa la política, conoció a su mujer no en un plató sino en un bar de Miami donde ella servía mesas, y compagina una exitosa carrera con la educación de cuatro hijas. Fue además uno de los actores que apoyó públicamente a Barack Obama en las elecciones de 2008, hasta el punto de ser voluntario en sus oficinas de Florida. En aquella época dijo en una entrevista que Sarah Palin, candidata republicana a la vicepresidencia, "da miedo". La suya es una voz que se suele escuchar con atención en la normalmente previsible meca del cine.

Por eso ha creado mucho revuelo una entrevista suya en CNN con Piers Morgan, quien tomó el relevo del veterano y ya jubilado presentador Larry King. En ella, ha dicho, sin ambages, que Obama le ha decepcionado. "¿Es usted un fan del presidente?", le preguntó Morgan. "No", respondió para sorpresa del presentador y de la audiencia del programa. "Creo que ha malinterpretado lo que se esperaba de él. Como me dijo un amigo, ya no tenemos la esperanza de que vaya a actuar con audacia". Y explicó que el presidente se ha quedado corto en medidas para paliar la pobreza y en reformas educativas.

"Ha malinterpretado lo que se esperaba de él", confiesa el intérprete
Más información
Matt Damon, cada vez más desilusionado de Obama

También criticó la guerra de Afganistán, en la que Obama ha ordenado un refuerzo de tropas. "No creo que esa misión haya estado muy bien articulada. Y creo que sería útil replantearnos el modo en que la concebimos y el motivo mismo por el que nos encontramos en aquel país". Luego, atacó directamente lo que considera fue pasividad por parte de la Casa Blanca a la hora de acometer reformas en el sector financiero: "Es vergonzoso que la crisis de Wall Street pueda volver a suceder de nuevo". Son los mismos motivos, de hecho, por los que muchos demócratas criticaban al predecesor de Obama en el cargo, George W. Bush.

Damon, sin embargo, no va a dar un paso a lo Alec Baldwin, quien dijo recientemente que quería presentarse a unas elecciones en Nueva York algún día. Asegura que como actor, y haciendo donaciones a través de la organización Water.org -que ayuda a llevar agua potable a áreas desfavorecidas del mundo- cumple con sus intenciones humanitarias. "Lo que me gusta es mi trabajo", dijo el actor, que el viernes estrenó Destino oculto, en la que curiosamente encarna a un político con grandes aspiraciones. "Lo que me gusta es hacer películas".

Matt Damon, en una secuencia de su última película, <i>Destino oculto, </i>donde encarna a un congresista.
Matt Damon, en una secuencia de su última película, <i>Destino oculto, </i>donde encarna a un congresista.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS