El fiscal exige a Millet y Montull 23 millones por el saqueo del Palau

La fiscalía ha pedido al juez que los saqueadores confesos del Palau de la Música, Fèlix Millet y Jordi Montull, amplíen hasta 23 millones de euros la fianza depositada en el juzgado para hacer frente a futuras indemnizaciones. La responsabilidad civil fijada hasta ahora, de apenas 3,3 millones, "no refleja adecuadamente el monumental perjuicio económico" causado a la institución musical, según el escrito elaborado por el ministerio público. La cifra depositada debe adaptarse, argumenta el fiscal anticorrupción Emilio Sánchez Ulled, a la cantidad que, según los peritos judiciales, alcanzó el fraude.

El fiscal solicita al titular del Juzgado de Instrucción número 30 de Barcelona que embargue los bienes de los dos principales imputados hasta alcanzar la cantidad de 23 millones. El ex presidente del Palau de la Música Fèlix Millet y su lugarteniente, Jordi Montull, "responden del total de la responsabilidad civil generada". La cifra no incluye las operaciones inmobiliarias y las irregularidades detectadas por la auditoría de Deloitte, que podrían aumentar el monto final.

La participación de Gemma Montull en el expolio del Palau fue "decisiva"

Sánchez Ulled, que asumió el caso Palau hace apenas dos semanas, solicita que se revoque un auto dictado por el juez Juli Solaz en diciembre. Solaz se negó entonces a actualizar la cuantía de la responsabilidad civil alegando que la pericial no había concluido. Hace un mes, el juez -criticado por su lentitud en la investigación del saqueo- fue nombrado magistrado de la Audiencia de Barcelona.

La Fiscalía Anticorrupción de Barcelona pide "que se exija también garantía de responsabilidad civil" a la ex directora financiera del Palau Gemma Montull, también imputada. La hija de la mano derecha de Millet asumió el cargo en 2003. La labor de los peritos abarca de 2002 a 2008, por lo que "no resulta descabellado", afirma el fiscal, que su cuota de responsabilidad sea "mínimamente inferior" a la de los saqueadores confesos.

Una prueba de la "decisiva participación" en el expolio de Gemma Montull son los "numerosos cheques" que hizo efectivos sin que conste el destino del dinero, 2,9 millones de euros, según Deloitte. El fiscal recuerda que la imputada realizó obras en su domicilio a costa de los fondos de las entidades relacionadas con el Palau de la Música.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En su día, no se contempló la responsabilidad de otras personas que han acabado imputadas. Es el caso de Marta Vallès y Mercedes Mir, esposas de Millet y Montull. De ahí que el fiscal pida también que se les exija a ellas una garantía por los fondos que, supuestamente, desviaron a través de sociedades instrumentales. La cantidad debe abarcar, "como nímimo", las obras hechas en sus viviendas y los "suntuosos viajes" (más de 600.000 euros) disfrutados a costa del Palau.

La cantidad inicial de 3,3 millones fue fijada en septiembre de 2009. Desde entonces, Millet y Montull han depositado en el juzgado casi cuatro millones: 1,8 los consignaron tras confesar la apropiación indebida y otros 1,8 millones fueron intervenidos en una caja de seguridad de Millet.

El fiscal pide que se identifiquen los bienes susceptibles de ser embargados si no se cubre la fianza. También solicita que la Agencia Tributaria comunique al juez la lista de los inmuebles, los activos financieros e incluso las embarcaciones propiedad de Millet y Montull.

Sobre la firma

Jesús García Bueno

Periodista especializado en información judicial. Ha desarrollado su carrera en la redacción de Barcelona, donde ha cubierto escándalos de corrupción y el procés. Licenciado por la UAB, ha sido profesor universitario. Ha colaborado en el programa 'Salvados' y como investigador en el documental '800 metros' de Netflix, sobre los atentados del 17-A.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS