Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Los dormitorios del jazz de Nueva York

Lourdes Delgado fotografía a 450 músicos en sus rincones domésticos

La despedida de un amigo es un momento doloroso. A veces una foto que retenga ese instante es de los pocos remedios que quedan. Eso pensó la fotógrafa Lourdes Delgado hace 11 años cuando tuvo que decirle adiós a un amigo argentino, músico de jazz, que dejaba Nueva York, donde vivían, para volver a su país. Lo que Delgado, que es pareja de un jazzman, no tenía planeado era que esa fuera la chispa de Jazz in New York, A Community Vision, un proyecto que le llevaría a fotografiar a más de 450 artistas neoyorquinos, de toda edad, nacionalidad y tendencia musical, desde Ron Carter hasta Dave Douglas.

La idea era "representar a los artistas como ciudadanos de Nueva York, no como músicos", explica la fotógrafa por teléfono desde su casa en Arbúcies. Por esto, desde el principio, Delgado se impuso pocas reglas simples, que respetó a rajatabla.

Las fotos, con una cámara de placas, tenían que ser en casa. "Algunos de ellos han cambiado la manera de ver el jazz, han tocado en los mejores lugares del mundo y es sorprendente descubrir la humildad de sus hogares", recuerda Delgado. Cada músico decidía en que rincón de su casa, con qué objetos y qué familiares dejarse fotografiar. Al final, él mismo aconsejaba a la artista qué otros músicos incluir en el proyecto. Ah, y Delgado solo tiraba una vez. "La imagen tenía que ser muy pensada. Si me equivocaba, me la comía. Es como en el jazz, vives de tomar decisiones al momento", explica la fotógrafa.

Terminar el proyecto le costó siete años, hasta 2007, entre llamadas, quedadas y fotos, siendo lo primero lo que llevaba más tiempo. "Había que convencerles para entrar en su casa. Una vez allí, tardaba más de 45 minutos. Directa al grano, como he aprendido de ellos", subraya Delgado.

Hubo otro elemento que influyó en la realización del proyecto. "En Nueva York todo cambia muy rápido. Lo que dejas hoy, mañana se alquila; los espacios desaparecen, yo misma me mudé cuatro veces en pocos años", cuenta la fotógrafa, que a lo largo de su carrera ha trabajado para revistas como Newsweek, Der Spiegel, así como para El País Semanal y ha retratado a personajes como Hlllary Clinton, Al Gore y Bono.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de febrero de 2011