Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones municipales

Bajas y supervivientes

Cuando el alcalde de Barbate, Rafael Quirós (PSOE), llama cobardes a los políticos que en estos difíciles momentos abandonan sus puestos, el mensaje parece dirigirse directamente a los siete compañeros suyos de partido que han decidido apartarse de la vida municipal y ceder el testigo.

El PSOE de Cádiz se enfrenta al próximo mandato con la baja de siete regidores locales, aunque ninguno de ellos ha reconocido directamente que se marche por los problemas diarios. "Los alcaldes del PSOE son muy sensibles, sufren una continua transfusión de angustia de la que no pueden desinhibirse", resolvió como argumentación el secretario provincial socialista, Francisco González Cabaña.

Los alcaldes de Vejer, Tarifa, Arcos, Zahara de la Sierra, Paterna, El Bosque y Prado del Rey optaron por no continuar. El cansancio, la salud, la familia, la necesidad de renovación o la búsqueda de nuevos objetivos han sido algunos de los argumentos dados por cada uno de ellos, resumidos en la socorrida frase de "motivos personales".

MÁS INFORMACIÓN

Otros se han quedado, a pesar de la asfixia que padecen. Son los casos de los más ahogados económicamente en la provincia gaditana como Rafael Quirós, en Barbate; Pilar Sánchez, en Jerez, o el recién llegado a Los Barrios, Juan Montedeoca.

En el PP también repite Alejandro Sánchez, instalado en el sillón municipal de La Línea tras la abrupta marcha de Juan Carlos Juárez. Todavía trata de salvar la problemática gestión dejada por su antecesor. Si Rafael Quirós llamaba cobarde a los que se van, Alejandro Sánchez ya ha reconocido que a los que ganen el 22 de mayo les queda por vivir un auténtico calvario al frente de los ayuntamientos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de febrero de 2011