Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Charlie Sheen, de mal en peor

El actor se marcha a Bahamas con tres mujeres tras pelearse con su productor

Por la boca muere el pez y en el caso de Charlie Sheen, el polémico protagonista de Dos hombres y medio, no deja de morder el anzuelo. Sus últimas declaraciones motivaron que el viernes se cancelara la popular serie que protagonizaba, pero el actor continuó su huida hacia delante arremetiendo contra todo y contra todos. Eso sí, desde las soleadas Bahamas, adonde se dirigió con su exesposa Brooke Mueller, a quien horas antes había puesto a bajar de un burro en una entrevista telefónica, y con las estrellas del porno Bree Olson y Natalie Kenly, ya habituales en la vida de Sheen. "Estoy de vacaciones con las mujeres más increíbles que un hombre puede desear", indicó el actor, tan charlatán como difícil de entender al hablar por lo ebrio que estaba. Sheen asegura estar sobrio cien por cien y que solo está enganchado a la vida y a la familia, aunque sus palabras son muy difíciles de creer dado lo intoxicadas que suenan. Sheen también habla públicamente de un futuro trabajo para la cadena HBO que el canal de cable dice desconocer y de su vuelta al cine con una tercera entrega de Major league, aunque el productor James G. Robinson, al frente de los estudios Morgan Creek que financiarían el proyecto, reconoció que no piensa "correr el riesgo de contratar a Charlie Sheen en una película si sigue liándola". El productor ya tuvo bastante con una experiencia similar cuando contó con Lindsay Lohan para Georgia rules.

La cancelación de su popular serie le hará perder 3,38 millones de euros

Pero lo peor de los últimos días han sido los ataques de Sheen contra el productor de Dos hombres y medio, Chuck Lorre, que motivaron la cancelación de la serie. Sheen le llamó de todo: "Tóxico", "pusilánime" y hasta le retó a un cuerpo a cuerpo. "Ha buscado pelea con el tipo equivocado", le dijo a Lorre en carta abierta. "Claramente he derrotado a este gusano con mis palabras así que imagínate lo que haría con mis puños", añadió el actor. El productor no tendrá intenciones de pelearse con Sheen pero por si acaso el promotor Dana White ha ofrecido su cancha. Lorre prefirió golpear donde duele cancelando una serie que hizo de Sheen el actor mejor pagado de la televisión. Una cancelación que le costará al actor 4,8 millones de dólares (3,48 millones de euros) en honorarios no percibidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de febrero de 2011