Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fomento gastará 250.000 euros en cambiar con pegatinas 6.000 señales de tráfico

El Gobierno adaptará los radares pero la medida no afectará al carnet de puntos

Limitar la velocidad a 110 kilómetros por hora en las autovías y autopistas para ahorrar energía supondrá modificar, antes del 7 de marzo, es decir, en diez días, 6.000 señales de tráfico a un coste global "de no más de 250.000 euros". "Tan solo habrá que ponerles una pegatina", según explicó ayer el Ministerio de Fomento, que se ocupará de los 8.800 kilómetros de autovías y 2.500 de autopistas bajo su responsabilidad, la mayor parte de la Red de Carreteras del Estado.

La adaptación del resto corresponde a las autoridades competentes. El Servei Català del Trànsit y la Dirección de Tráfico del Gobierno Vasco -estas dos comunidades tienen transferidas las competencias- manifestaron ayer su disposición para adaptarse al nuevo límite.

El Ministerio que dirige José Blanco minimizó ayer el gasto de 250.000 euros que supondrá la medida, aprobada por el Consejo de Ministros, en comparación con el "ahorro en combustible" -del 15% en gasolina y del 11% en diésel- y "los beneficios para el medioambiente".

Pero no solo habrá que modificar las señales. Además de colocar 6.000 adhesivos, el Gobierno tendrá que reformar por decreto el Reglamento General de Circulación, y adaptar los radares fijos y móviles, según confirmaron afuentes de la Dirección General de Tráfico (DGT).

El pasado 1 de enero, la DGT dio orden al máximo responsable de la Guardia Civil de Tráfico de reducir de 138 a 135 kilómetros por hora la velocidad a la que saltan los radares en las autopistas y autovías. "Habrá que bajar más ese límite", indicaron ayer fuentes de la DGT, que no pudieron precisar la velocidad exacta a la que se activarán ahora los cinemómetros.

Según explicó el vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, en la rueda de prensa posterior al Consejo, el cambio afectará a "las multas pero no al carné por puntos". "Entendemos que no tiene que ver con la seguridad vial propiamente dicha sino con el consumo y el ahorro energético", indicó. Esto significa que los excesos de velocidad por encima de 110 serán sancionados económicamente pero la detracción de puntos del permiso de circulación tendrá en cuenta el límite de 120 kilómetros por hora.

El Partido Popular calificó ayer de "último disparate del Gobierno" la reducción de velocidad para ahorrar petróleo, por el coste que supondrá a las arcas del Estado. Su portavoz oficial, Esteban González Pons, la tildó de "soviética".

El plan tampoco cuenta con el favor de las asociaciones de conductores. El Real Automóvil Club de España cuestionó que la medida contribuya al ahorro energético, mientras que el Comisariado Europeo del Automóvil la tachó de "ilógica". La Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes aplaudió, en cambio, "los beneficios" de la nueva medida del Gobierno, e incluso propuso que sea "definitiva".

Entre los más lentos

La reducción de la velocidad máxima a 110 kilómetros por hora sitúa a España en el grupo de países de la UE donde se circula más lento. Estas son las limitaciones por países.

- Sin limitación: Alemania, Estonia, Letonia, Lituania y Malta.

- 110 kilómetros por hora: Dinamarca, Polonia y España.

- 112 kilómetros por hora: Gran Bretaña e Irlanda.

- 120 kilómetros por hora: Bélgica, Bulgaria, Eslovenia, Finlandia, Grecia, Holanda, Hungría, Luxemburgo y Portugal.

- 130 kilómetros por hora: Austria, Croacia, Francia, Italia, República Checa y Eslovaquia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de febrero de 2011

Más información