Obama bendice las bodas gais

Los abogados del Gobierno ya no defenderán la inconstitucionalidad de los matrimonios homosexuales - Estas uniones son hoy legales en ocho Estados

Por primera vez, y por decisión del presidente Barack Obama, el Gobierno federal de Estados Unidos considera oficialmente que el matrimonio entre personas del mismo sexo es constitucional. Obama anunció el cambio en la postura oficial de la Casa Blanca a través de una carta enviada por su Administración al Congreso. En esa misiva, el fiscal general (ministro de Justicia), Eric Holder, notificó a los congresistas que los abogados del Estado dejarán de defender en los juzgados la validez de una ley aprobada en 1996 y ratificada por Bill Clinton que considera que, a nivel federal, solo son válidas las uniones entre un hombre y una mujer.

En los últimos años, ocho estados han aprobado la validez de los matrimonios gais (Massachusetts, Connecticut, Iowa, New Hampshire, Vermont, Rhode Island, Nueva York y Maryland) junto con Washington, la capital federal. Las uniones homosexuales reconocidas por esos Estados, sin embargo, no tienen validez alguna a nivel federal. No se pueden beneficiar de derechos conjuntos tributarios o migratorios, por ejemplo. No pueden recibir pensiones por viudedad de la seguridad social u obtener derechos de visita en el hospital a sus cónyuges.

Las parejas del mismo sexo hoy carecen de pensión de viudedad
El presidente cree que se vulnera el principio de igualdad ante la ley

Es norma en Washington que una Administración defienda en los tribunales las leyes que han sido aprobadas por el Congreso, aunque el Ejecutivo de turno se oponga a ellas.

Durante dos años, Barack Obama ha hecho lo propio con la norma que ilegaliza las uniones gais a nivel federal, conocida como Ley de Defensa del Matrimonio. Ayer, el fiscal general notificó por carta al Congreso que los abogados del Estado dejarán de defender la constitucionalidad de esa norma en las demandas interpuestas en el circuito judicial federal.

Dos demandas que han puesto en duda la validez constitucional de la ley en los juzgados federales de Nueva York abrieron en enero un debate interno en la Casa Blanca. Finalmente, Obama decidió que la ley, aprobada por la mayoría republicana en el Congreso en 1996, no respeta la provisión constitucional de que todos los ciudadanos tienen los mismos derechos ante la ley.

"El presidente ha concluido que hay un número de factores, incluida toda una historia documentada de casos de discriminación y distinciones basadas en la orientación sexual, que deberían someterse a un mayor nivel de escrutinio", dijo el fiscal general Holder en su misiva al Congreso, en la que explicó que "la Ley de Defensa del Matrimonio, aplicada por la vía legal a las parejas del mismo sexo, no cumple esos niveles y que es, por lo tanto, inconstitucional".

La decisión de considerar la ley inconstitucional abre la vía para que los tribunales la deroguen. El Congreso puede optar ahora por enviar a sus propios abogados a defender su constitucionalidad, como pueden hacer las organizaciones privadas conservadoras que así lo deseen.

La Administración también tiene la opción de proponer su derogación a los congresistas, algo más difícil de lograr, dado que los republicanos obtuvieron la mayoría en la Cámara de Representantes en las elecciones de noviembre.

Una pareja celebra el levantamiento, en 2010, de la prohibición de las bodas gais en California.
Una pareja celebra el levantamiento, en 2010, de la prohibición de las bodas gais en California.AP

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 24 de febrero de 2011.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50